PESCA

SUCESOS

Interceptados dos furtivos en las reservas marinas de Baleares

La Consellería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca ha incrementado la vigilancia en las zonas protegidas marinas gracias a proyectos financiados con el fondo del impuesto de turismo sostenible
M.P.

Una embarcación de pesca recreativa fue interceptada, la semana pasada, pescando en una jornada en la cual no está permitido hacerlo en la zona de aguas interiores de la Reserva Marina del Levante de Mallorca- Cala Ratjada.



Dos inspectores del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con el apoyo del servicio de la reserva marina constataron, posteriormente, que la embarcación no tenía licencia, que había capturado un número de ejemplares superior a la cuota permitida y que no se había cortado la cola a los peces.



El expediente administrativo sancionador ya se encuentra a la Dirección General de Pesca y Medio Marino. Para estas infracciones se han incoado expedientes sancionadores con propuestas de multas que oscilan entre 601 y 6.000 euros.



Hay que recordar que la Reserva Marina de Levante de Mallorca- Cala Ratjada (RMLL), creada el 2007, cuenta con una área de reserva integral, una reserva parcial en aguas interiores (controlada por el Gobierno autonómico) y una reserva parcial en aguas exteriores (controlada por el Gobierno del Estado), existiendo un convenio que ampara la colaboración entre ambas administraciones por la gestión de la reserva.



Por otro lado, los guardas de la recién creada Reserva Marina de Sa Punta de Sa Creu en Formentera han localizado y retirado una red de malla, popularmente llamada “solta”, calada cerca de la misma Punta de Sa Creu. La red iba cargada de peces de varias especies, como palomines, llisses, verderols y oblades, entre otros.



Además, no se encontraba balizada de manera reglamentaria, de forma que no se puede identificar el propietario. Los vigilantes retiraron la red, puesto que, además de no estar permitida, también implica un peligro para el tráfico de las embarcaciones. En esta ocasión, las capturas muertas de la red ilegal se llevaron en un centro benéfico y las piezas vivas se liberaron en el mar.



Según el director general de Pesca y Medio Marino, Joan Mercant, «el incremento de vigilancia en las reservas marinas va dando fruto». Mercant ha resaltado que «desde que, en septiembre del 2017, la Consellería de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca incrementó la vigilancia en las reservas marinas gracias a uno de los proyectos financiados con el fondo del impuesto de turismo sostenible, se han duplicado los efectivos y medios de vigilancia».


MALLORCA PRESS