PUERTOS

INFRAESTRUCTURAS

La APB no descarta ahora convocar un concurso para el puerto del Molinar

Representantes de la APB y del Club Marítimo se han reunido esta mañana para tratar el futuro de esta histórica institución social y deportiva
M.P.

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) no descarta que la gestión del renovado puerto del Molinar se adjudique a través de un concurso público abierto. El ente portuario señala en un comunicado que su intención es convocar una competencia de proyectos pero, en caso de que ésta resultara infructuosa, convocaría un concurso que contemplara las mismas características que se exigen a la figura de un club náutico.



Los representantes del Club Marítimo de El Molinar de Levante y de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) han mantenido esta mañana una reunión para tratar el futuro de los amarres que esta entidad centenaria explota actualmente.



El proyecto de remodelación prevé que a finales de febrero se inicie la reparación y actualización de todos los elementos que por su deterioro no son útiles para su función, como el dique de protección y las superficies de tierra. El edificio también será objeto de reconstrucción, quedando finalmente con las mismas características actuales. El presupuesto de esta actuación es de 3 millones de euros, los cuales correrán a cargo de la APB.



El ente portuario no hace referencia en su nota de prensa al dique sumergido de 57x12 metros que construirá para reducir en 10 centímetros el oleaje del interior del puerto. Dicha obra se realizará sin informe de impacto ambiental, según reveló Gaceta Náutica en su última edición. Las asociaciones ecologistas GOB y Terraferida, vinculadas al movimiento Port Petit y aliadas de la APB en este proyecto, han eludido pronunciarse sobre esta gran arrecife de cemento, situado en las proximidades de una pradera de posidonia. 



La APB ha trasladado al club su intención de asegurar que las instalaciones náuticas conserven las dimensiones actuales y su carácter social. El objetivo, según la Autoridad Portuaria, es que “exista una instalación náutica que garantice la práctica de las actividades recreativas y deportivas dentro del mismo espejo de agua que ha tenido siempre este puerto. No crece la superficie de mar ocupada, pero se optimiza la superficie de tierra, al dedicar más espacio para una escuela de vela que fomente el deporte entre los más jóvenes”.



El principal punto de fricción es que para el Club Marítimo Molinar, el proyecto de la APB no garantiza la viabilidad económica del puerto porque no ve cómo podría sobrevivir con la «reducción de la explanada y superficie de varada». Sin embargo, el ente portuario ha asegurado que ha realizado un estudio previo que demuestra la viabilidad económica y financiera del proyecto.



La APB ha informado también a los representantes del Club Marítimo Molinar que los aproximadamente 80 amarres de embarcaciones de pequeña eslora que gestiona serán ubicados de manera temporal y exclusivamente durante el período de ejecución de las obras en unos pantalanes que se instalarán en el Portitxol.


Clegss