CRUCERO

REGATA

La Ruta de la Sal, al encuentro del oro blanco de las Pitiusas

IRIS Yachtcharter ofrece embarcaciones de la categoría Alfa a quienes estén interesados en participar en esta popular regata de altura
M.P.

Más de 1.500 regatistas y 200 veleros participarán en la XXXII Ruta de la Sal, que comienza su recorrido en la península y lo termina en Ibiza. El próximo jueves 18 de abril se dará la salida simultánea desde los puertos de Ginestra (Barcelona), Denia (Alicante) y Andratx (Mallorca) para llegar hasta Sant Antoni (Ibiza).



La ruta más corta dará la salida a las 12.00 horas del mediodía desde el Puerto de Andratx y recorrerá Tagomago, Formentera, Es Vedrá, Bledas y Conejera en un trayecto de unas 103 millas náuticas. El recorrido desde Denia hasta Sant Antoni es de 120 millas y tiene prevista su salida a las 14.00 horas. 



La ruta tradicional, la más antigua y de mayor recorrido, cubrirá 140 millas y hará su salida desde Port Ginestra a las 10 de la mañana. Esta es la salida que concentra cerca del 80 por ciento de las tripulaciones participantes en las cuatro categorías de embarcaciones que la organización admite.



La empresa IRIS Yachtcharter SL ofrece embarcaciones de la categoría Alfa a quienes estén interesados en participar en la Ruta de la Sal y necesiten un velero adecuado. Se trata de cruceros de la marca Bavaria, totalmente equipados para partir desde la salida de Port Ginestra.



La compañía, con oficina central en el mallorquín Club Náutico Arenal (CNA), paga la mitad de la cuota de inscripción, cuyo precio oscila entre los 235 euros y los 860 euros, según el tipo de embarcación y tripulación.



Para quienes deseen participar desde Mallorca, IRIS Yachtcharter SL dispone también de catamaranes para tomar la salida en el Puerto de Andratx y que se encuadran en la categoría Delta.



La Ruta de la Sal se remonta a la histórica revuelta marinera de 1846 cuando Barcelona estaba bloqueada por los carlistas y se agotaban sus reservas de sal. Un hombre de negocios de aquella época retó a varios armadores a traer aquel oro blanco de las Islas Pitiusas, ofreciendo pagar un precio mayor a quienes llegaran antes. Consiguió ser la primera en llegar una goleta de Baltimore llamada el Halcón Maltés.



En términos deportivos, la primera regata tuvo lugar en 1989 con 30 embarcaciones. Hoy en día existen distintas razones para querer participar en esta tradicional regata de alta mar. Desde el equipo profesional, pasando por el marinero experimentado, aficionados a la vela y en general todos los perfiles son bienvenidos a participar. El último día para inscribirse en la Ruta de la Sal es el 4 de abril.


Skipper Sailing