CLUBES

POLÉMICA

Los pescadores recreativos se alzan contra el conseller Vidal por ignorarles en la ampliación de Cabrera

Le acusan de haber acordado el cambio sin informes técnicos, ignorando a los navegantes aficionados y beneficiando "de manera escandalosa" a la flota profesional
MALLORCA PRESS

El sector de la pesca recreativa de Baleares, representado por la Asociación Mallorquina de Pesca Recreativa Responsable, la Asociación de Navegantes Mediterráneo y la Asociación de Clubes Náuticos de Baleares, mostró anoche, en una multitudinaria reunión celebrada en el Club Nàutic S’Estanyol, su “oposición frontal” a la forma y a los criterios utilizados por la Conselleria de Medi Ambient del Govern de les Illes Balears para acordar la ampliación del Parque Nacional Marítimo Terrestre de Cabrera.



Los representantes de las tres entidades citadas, así como de numerosos clubes de pesca y pescadores de recreo a título individual, negaron que haya existido consenso a la hora de establecer los límítes y usos del parque nacional, tal y como sostiene “de manera mendaz” el conseller Vicenç Vidal, al que acusaron de actuar con “prejuicios ideológicos y sociales de otro tiempo” contra la náutica deportiva.



Los reunidos en S’Estanyol pusieron de manifiesto que Vidal ha ignorado al sector de los pescadores recreativos y navegantes, hasta el punto de no convocar en el trámite de audiencia a las entidades que les representan antes de tomar una decisión que afecta de pleno a su actividad.



Los pescadores recreativos criticaron el “escandaloso trato de favor” que el Govern balear dispensa en todas sus actuaciones al sector de la pesca profesional, cuya actividad, aun siendo notoriamente más perjudicial para el equilibrio de la fauna marina, no es objeto de las mismas restricciones que sufrirán los aficionados en los límites ampliados de parque nacional.



A juicio de las asociaciones más representativas de la náutica deportiva, las políticas de Vidal se rigen por “criterios ideológicos, no científicos ni ecológicos” y suponen un “ataque directo contra la identidad cultural de los baleares y su relación con el mar, y contra un sector económico importantísimo, como es el de la pesca de recreo”.



Biel Dols, presidente de la Asociación de Navegantes, recordó que, además de la ampliación de Cabrera, la Conselleria de Medi Ambient ha vestido su “decreto contra el fondeo” como una norma de protección de la posidonia, “cuando la mayor amenaza para esta planta marina son los emisarios submarinos que gestiona la propia administración y que siguen contaminando nuestras aguas sin que se haya adoptado una sola medida al respecto en toda la legislatura”. En ambos casos, apuntó Dols, la administración "ha seguido la misma medotología: primero se criminaliza al navegante o al pescador, que es el eslabón más débil y el que tiene menos culpa, y segundo se prescinde de los informes técnicos que justifiquen la actuación". 



“El ecologismo se ha convertido en un mero pretexto para atacar al sector náutico. Se vio con el decreto de posidonia y se ve ahora con la ampliación del parque de Cabrera, hecha a espaldas de los usuarios y sin por supuesto incomodar al lobby de la pesca profesional”, afirmó Rafael Palmer, gerente de la Asociación de Clubes Náuticos de Baleares, quien advirtió de que “los usuarios del mar están hartos de ser criminalizados por ciertos políticos que ocupan cargos públicos y deberían tener más respecto por la ciudadanía”. Los navegantes, añadió, “son los primeros interesados en conservar el mar y son tan o más amantes de la naturaleza que muchos de quienes se envuelven en la bandera del ecologismo en Baleares”.



Por su parte, Bernardí Alba, presidente de la Asociación Mallorquina de Pesca Recreativa Responsable, declaró que los aficionados a la pesca de Baleares “llevan décadas demostrando que son respetuosos con el medio ambiente y, sin embargo, siempre acaban siendo los más perjudicados por las retriccciones del Govern”. Alba destacó que detrás de la pesca recreativa hay una industria que genera muchos empleos y riqueza en las Islas.



Los asistentes al encuentro del Club Nàutic S’Estanyol acordaron convocar una próxima reunión con el resto de asociaciones náuticas para promover una plataforma en defensa de las actividades náuticas, y no descartaron organizar movilizaciones contra la política “unilateral” del Govern.


Clegss