SECTOR NÁUTICO

TECNOLOGÍA

Palma e Ibiza se libran del Gran Hermano aéreo de la APB

Las restricciones de navegación aérea en estos dos puertos impiden de momento implementar la vigilancia con drones, que ya se está probando en el puerto de Alcúdia.
MALLORCA PRESS

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) ha iniciado un programa piloto de control y gestión del dominio público portuario con la utilización de drones de última generación, un gran hermano aéreo que cuenta con la asistencia técnica de una empresa tecnológica especializada. Las pruebas han dado comienzo en el puerto de Alcúdia, pero la APB tiene previsto implementar el servicio en los demás puertos de interés general que gestiona, siempre y cuando la actividad esté en consonancia con la legislación vigente para cada uno de sus espacios aéreos. Los puertos de Palma e Ibiza, los dos más importantes que gestiona la APB, tienen restricciones de navegación aérea para los drones, por lo que, según ha confirmado fuentes del organismo portuario, “de momento” se librarán de la vigilancia aérea.



“Las posibilidades de este programa -cuya iniciativa corresponde a la unidad organizativa de Calidad, Medio Ambiente e Innovación de la APB- son numerosas”, afirma la APB. Entre otras aplicaciones, el vuelo con drones permite tener una lectura exacta y en tiempo real de la ocupación del dominio público portuario, supervisar las actividades que se llevan a cabo en los recintos de cada puerto y realizar controles medioambientales, entre otras muchas tareas de supervisión. Los drones permiten obtener una visión de gran precisión del espacio portuario diferente de la que podemos conseguir desde la superficie.





Mientras ha durado la prueba piloto, se llevado a cabo un vuelo programado en el puerto una vez por semana, dirigido por un piloto certificado que cuenta con todos los permisos y autorizaciones correspondientes. La programación de dicho vuelo se realiza en función de la calidad y la cantidad de la información que se desee obtener, proporcionando un total de 750 fotos, que darán lugar a una ortofoto, la cual combina las características de detalle de una fotografía con las cualidades geométricas de un plano.



La ortofoto, por tanto, permite obtener mediciones muy exactas de las superficies. Toda la información obtenida es analizada, generando una matriz de cálculo que conjuga diferentes parámetros: ocupaciones, patrones o detección de irregularidades, entre otros muchos, permitiendo la rápida gestión de cualquier incidencia detectada.



Drone Service 360 es la empresa contratada por la APB para proporcionar el servicio de asistencia técnica en este proyecto, pionero e innovador, con grandes posibilidades de desarrollo futuro. La empresa especializada facilita a la APB los datos y conclusiones obtenidas en espacios muy breves de tiempo, permitiendo de este modo a la APB tomar las decisiones que correspondan de forma muy ágil.



Adolfo Sastre, CEO / Ingeniería de Drone Service 360, considera que “la utilización de drones y el análisis de esta información para la gestión de puertos supone un salto al futuro por parte de la Autoridad Portuaria de Baleares y nuestra empresa está feliz de formar parte de un proyecto tan innovador”.


Skipper Sailing