SECTOR NÁUTICO

SUCESOS

La tripulación del Dream Land dice que está en Palermo y que regresará cuando amaine el temporal

El viernes pasado contactó con la empresa de alquiler de Palma "como si no hubiera pasado nada" y aseguró estar a la espera de que "cruzar a Cerdeña e ir viniendo en cuanto el tiempo mejore"
JOSÉ LUIS MIRÓ

La tripulación del Dream Land, el barco alquilado en Palma el pasado 4 de enero y del que no se tenían noticias desde el día 23, contactó el pasado viernes con la empresa de chárter Latitud Cero para informar de que se encontraba en la ciudad siciliana de Palermo a la espera de que el tiempo mejorase para “cruzar a Cerdeña e ir viniendo”.



Según explicó uno de los tripulantes, la embarcación “tuvo problemas con el gasoil”, por lo que el patrón “decidió capear el temporal hasta Sicilia”. El interlocutor se mostró tranquilo, “como si no hubiera pasado nada”, a pesar de que el barco jamás debió salir de las aguas Baleares.



El último  contacto directo entre la tripulación y la compañía de chárter databa del 4 de enero, a las 18.30 horas, en que uno de los arrendatarios del barco llamó desde un móvil para reclamar la entrega de las llaves. Ese teléfono dejó de responder. La embarcación debería haber regresado a puerto el día 15.



Cuatro días antes, el 11 de diciembre, el hijo del patrón denunció la desaparición de su padre en Palma e inició una campaña de recogida de firmas en change.org solicitando la búsqueda del barco. Salvamento Marítimo trató el caso como un “overdue” (falta de noticias) y reclamó la colaboración de puertos y clubes náuticos de España. En ningún momento se consideró la posibilidad de que el Dream Land hubiera naufragado, ya que no hubo llamada de socorro ni se activó su radiobaliza satelital.



El 23 de enero, el denunciante de la desaparición pudo por fin contactar con su padre, Álvaro Aguirre, de 65 años, quien le dijo que estaba navegando entre Sicilia y Africa, y le pidió expresamente que anulara la petición de búsqueda.  Desde ese día hasta el pasado 1 de febrero no se volvió a saber nada del Dream Land, lo que provocó que circularan toda suerte de rumores sobre los motivos que llevaron a sus tripulantes a incumplir el contrato con la compañía de chárter y dirigirse a Italia. Junto a Alvaro Aguirre navegan Antonio Pérez (66 años) y se cree que Fernando Mógica (48), ex vigilante de un varadero de Alicante, a quien nadie de la empresa de chárter vio subir al barco.



José María Jiménez, gerente de Latitud Cero, reconoce que no sabe muy bien a qué atenerse después de la llamada del pasado viernes. Por lo que a él respecta, confía en que sus clientes “regresen a Palma un día de estos, paguen todo lo que deben y fuera”. El empresario mantiene de momento la denuncia que interpuso el 18 de enero ante la Policía Nacional por apropiación indebida mientras la Guardia Civil trata de encontrar respuesta a las muchas cuestiones que el asunto Dream Land ha dejado en el aire: por qué los tripulantes mintieron sobre su destino, por qué no han contactado con la empresa hasta el 1 de febrero (dos semas después de que concluyera el plazo del chárter), por qué las familia no estaba informadas del plan de viaje, qué motivo les llevó a aguas italianas, cuál de las dos versiones que han dado sobre las causas del retraso es cierta: ¿se les rompió la vela mayor (23 de enero) o tuvieron problemas con el combustible?



La supuesta travesía de regreso entre Sicilia a Palma deberá esperar a que mejore el tiempo. En el momento de escribir estas líneas una enorme franja de viento de componente norte con rachas de 45 nudos, imposible de atravesar con unas mínimas garantías de supervivencia, se interponía entre el Dream Land y su base en el puerto de Palma.