SECTOR NÁUTICO

HOMENAJE

Botado el primer barco de acero construido en Baleares desde los 80

La nave, encargada por la Sociedad de Amarras del Puerto de Palma, lleva el nombre del recientemente fallecido Toni Riera.
MALLORCA PRESS

Un centenar de personalidades del sector náutico balear ha rendido homenaje al expresidente de la Sociedad de Amarras del Puerto de Palma, el fallecido Toni Riera, con el bautizo y botadura a cargo de su viuda, Mau Barceló, de una nueva embarcación que lleva su nombre.



El barco, encargado por la Sociedad de Amarras del Puerto de Palma, estará dedicado a la ejecución de las actividades habituales que  realizan los amarres del puerto, el  remolque de baja potencia y en la lucha contra el fuego y la contaminación en el mar.



El presidente de la Sociedad de Amarras, Enrique Oliver, y el presidente de la Asociación Provincial de Empresarios y Actividades Marítimas (APEAM), Miguel Puigserver, se han dado cita en este acto celebrado en la Escalera Real con el doble objetivo de homenajear a Toni Riera y de reunir al sector náutico balear que constituye uno de los  principales ejes productivos de la economía balear al generar miles de puestos de trabajo.



Al acto ha acudido también el constructor de la embarcación y representante de los astilleros Seayard, Toni Román.



Mau Barceló, viuda de Toni Riera, ha dado las gracias a los presentes por este homenaje y el presidente de los Amarradores, Erique Oliver, ha destacado que “botar una nueva embarcación es un acto de nobleza  y es un honor  que esta embarcación lleve el nombre de Toni Riera. Asimismo no debemos olvidar que es la primera embarcación que se construye en Mallorca y deseamos que haya más. Amarras tiene previsto adquirir otras dos más”.



El presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB), Joan Gual de Torrella, ha reconocido la gran personalidad de Toni Riera indicando que “cuando accedí a la APB, el nombre de Toni Riera era conocido como el gran dinamizador del puerto. Tenía conocimiento de que era un hombre muy importante en el puerto, muy reconocido y apreciado, por lo que entiendo que es justísimo el homenaje que hoy realizamos con la botadura de esta embarcación”.



La embarcación dispone de una eslora de 10,6 metros y una manga de 3,30 metros, así como un arqueo de 13,84 toneladas y arrastra 315 caballos de potencia.