FONDEO

El Govern sigue sin revelar sus informes sobre la posidonia

En Formentera afloran tres facturas de la empresa investigada Regio Plus por una “asistencia en implementación de fondeos”

JOSÉ LUIS MIRÓ

La Asociación de Navegantes Mediterráneo (ADN) sigue sin tener noticia de los informes encargados por el Govern balear sobre la posidonia oceánica y el fondeo. La solicitud, realizada en nombre del sector náutico de Baleares, se cursó el pasado 22 de marzo a través del registro de la Conselleria de Medi Ambient. En mayo se remitió un recordatorio de la petición, pero no ha habido respuesta, a pesar de que la administración está obligada por ley a facilitar esta documentación.



Los navegantes quieren saber qué dictámenes y estudios se han realizado hasta la fecha, qué conclusiones han arrojado, qué empresas los han llevado a cabo, qué sistema se ha utilizado para contratarlas y qué coste han tenido para las arcas públicas. Biel Dols, presidente de ADN Mediterráneo, ha confirmado que el Govern no se ha puesto en contacto con él desde la presentación del borrador del decreto de la posidonia que otorga un plazo de cinco años a los emisarios submarinos para adaptarse a la legalidad y restringe el libre fondeo. “Seguimos esperando, suponemos que en algún momento contestarán”.



Mientras tanto, en Pitiüses ya han aflorado algunas facturas sobre trabajos relacionados con la implementación de fondeos, y con ellas se ha reavivado la polémica por la contratación de empresas afines al partido nacionalista Més, que controla, entre otras instituciones, la Conselleria de Medi Ambient desde el inicio de la presente legislatura. Se trata de tres trabajos realizados entre 2016 y 2017 por la sociedad Regio Plus Consulting, S.L., cuyos conceptos son la asistencia en la preparación e implementación de fondeos, por un importe global de 19.400 euros + IVA. La administración contratante es, en este caso, el Consell de Formentera, presidido por Jaime Ferrer Ribas (Gent x Formentera)



La empresa Regio Plus es propiedad de Jaume Garau, jefe de campaña de Més en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, y está siendo investigada por la Fiscalía Anticorrupción debido la reiteración en las adjudicaciones obtenidas desde instituciones gestionadas por el citado partido, la mayoría de las veces mediante contratos menores y sin concurso.



Ferrer defendió en el pleno del Consell de Formentera la legalidad y la utilidad de las concesiones a Garau. El representante del PP en esta institución, José Alcaraz, mostró su extrañeza por que Regio Plus tenga conocimientos de cualquier materia, desde gestionar fondos europeos hasta implementar fondeos. “Son mentes prodigiosas”, ironizó, para a continuación denunciar: “Se les ha visto el plumero, porque siempre utilizan contratos menores para no superar el máximo legal (de 17.999 euros)”. Siempre según Alcaraz, Regio Plus habría cobrado cerca de 2.000 euros sólo por organizar una reunión.



El sector náutico (marinas, clubes, usuarios y empresas) delegó en ADN Mediterráneo la negociación con el Govern sobre la posidonia antes de que se hiciera público el borrador de decreto que, según varios de los integrantes del colectivo, abre las puertas a la creación de puertos encubiertos por medio de polígonos de fondeo, incluso en zonas de arena donde la posidonia no está amenazada.  Los navegantes exigen conocer la base científica que justifica las restricciones incluidas en el texto, puesto que en él se afirma que la posidonia está en general “en buen estado” y al mismo tiempo “amenazada”, lo que resulta “incongruente”. Rafael Palmer, gerente de la Asociación de Clubes Náuticos, ve “lógico” que los usuarios del mar tengan acceso a la documentación en que está basado la normativa que se propone: “No es nada excepcional, el sector quiere cotejar los informes con el borrador del decreto, para confirmar que existe una coherencia. La mejor forma de llegar a un entendimiento es poner las cartas bocarriba. No se comprende tanta tardanza en contestar”.