MOTOR

Una vuelta a Mallorca a 60 nudos de velocidad

El francés Meddy Menad gana en motos de agua en un emocionante raid que tuvo que sortear una climatología variada.
MALLORCA PRESS

El Raid Vuelta a Mallorca ha finalizado después de recorrer 107 millas por la costa sur y este de la isla con una climatología muy variada que no ha impedido a los pilotos cubrir los recorridos con promedios superiores a los 45 nudos, alcanzando, en muchos casos, puntas de hasta 60 nudos en tramos, sobre todo en la parte SE de la isla, pasado cabo Blanco y por los recorridos de la Costa de Llevant.



El Raid ha reunido a 20 unidades de motonáutica, 13 neumáticas y 7 motos de agua con pilotos y equipos procedentes de toda España, especialmente de Andalucía, Madrid, la zona de Alicante y Valencia, Cataluña y Baleares.



El piloto francés Meddy Menad ganó la clasificación general en motos de agua en una dura lucha con el piloto Abel González, del Marablau. La clasificación de motos ha estado muy reñida. El francés se proclamó vencedor ganando tres etapas (la segunda 34 millas, la tercera, 30 millas y la cuarta, 24 millas), seguido de Abel González, que quedó segundo en las tres últimas etapas, con muy poca diferencia en tiempos uno del otro. En tercera posición quedó Juan Antonio Campoy, que venció en la primera etapa.



Tras finalizar las cuatro etapas del raid, Meddy Menad ha manifestado su satisfacción en poder ganar este Raid. “Ha sido una experiencia excelente, me lo he pasado muy bien, tanto en el mar compitiendo con adversarios muy duros como en tierra, donde he podido comprobar la amabilidad de los deportistas de aquí y de la excelente gastronomía de la isla. Espero volver en la próxima edición”, comentó.



El Raid produjo varias incidencias en motos, donde Sergio Severi rompió el casco de su moto, por un  golpe de mar en la zona de Dragonera y Antonio Guerrero no pudo participar en la última etapa entre Porto Cristo-Cala Ratjada-Porto Cristo, debido a que detectó un desfibramiento en su casco, tras finalizar la tercera etapa.



Las neumáticas  también aprovecharon las condiciones variables de meterología, para adaptar la carrera a lo largo del Raid.  En las tres primeras etapas, donde la costa quedaba al resguardo de los temporales que venían del NW, las embarcaciones aprovecharon para todo dar todo el gas en esta zona del mar mallorquín.



En la clase Alfa, el equipo de Orange Marine de Marcus Straver, con José Afonso como  copiloto, se proclamó vencedor en su clase y revalidó el título conseguido el pasado año. En la categoría Bravo, el ZAR Team I, con Ricardo Masabeu y David Tellez, fueron los ganadores y en la clase Charlie, ScubaElx de Jerónimo Boix se impuso en todas la etapas.



Por lo que respecta a la clase Foxtrot, reservada para prototipos y embarcaciones fuera de serie, el vencedor fue Rotger Bartolomé del Rotger Team. El Raid finalizó en Porto Cristo, donde todos los participantes fueron recibidos por Jaume Vermell y donde se procedió a la entrega de premios.