PIRAGÜISMO

COMPETICIÓN

El Campeonato de Baleares de velocidad reunió a 400 palistas

El lago Esperanza de Alcúdia fue el escenario escogido para disputar esta prueba que contó con la participación de deportistas de 12 clubes de las islas.
M.P.

Este pasado sábado 7 de julio se  disputó el Campeonato de Baleares de velocidad en el lago Esperanza de Alcúdia. En la prueba se dieron cita más de 400 palistas de todo Baleares que compitieron desde la categoría benjamín hasta la de veteranos.



Esta edición estuvo marcada por un día esplendido, sin viento y con una buena climatología, que dio lugar a un fantástico campeonato, uno de los más importantes de la temporada y que reunió a deportistas de 12 clubes distintos.



Las distancias que completaron los palistas fueron 1.000 metros para las categorías  benjamín, alevín hombre y dama y cadete, junior y senior hombre en la modalidad de k-1 y k-2, 500 metros para cadete, junior y senior dama en k-1 y k-2 y 200 metros para junior y senior hombre y dama k-1 y k-2.



La competición comenzó a las diez de la mañana y termino sobre las seis de la tarde. Dado el volumen de inscritos, la competición se tuvo que llevar a cabo en dos partes, las distancias de 1.000 y 500 metros se disputaron por la mañana y el 200 metros por la tarde.



La categoría más numerosa fue la de cadete masculino, en la que tomaron la salida más de 40 palistas que se repartieron en cuatro semifinales. La categoría más disputada resultó la de hombre senior k-1 200 metros, en el que en menos de 40 segundos entraron seis palistas en meta, así como el k-2 200 metros categoría en la que llegaron ocho piraguas dobles en 40 segundos también.



En este Campeonato de Baleares de velocidad participaron algunos deportistas que forman parte actualmente de la selección nacional y que han representado a España en los últimos Europeos y Mundiales de pista. Es el caso de Sete Benavides, Adriana Paniagua, Carlos Borras, Martin Montero, Toni Segura, Adela Borbolla, Alba Juanes y Nicolau Ruiz, que no quisieron perderse la prueba.



Por lo que respecta a la clasificación por clubes, el Real Club Náutico de Palma se proclamó campeón indiscutible de la prueba, seguido del Club Nàutic Sant Antoni y del Club Marítimo de Mahón, que finalizó en tercera posición.