PUERTOS

PATRIMONIO

El Consell y PortsIB firman un convenio para proteger el patrimonio portuario

El acuerdo entre las dos instituciones servirá para completar de la carta arqueológica subacuática de Mallorca
M.P.

El vicepresidente del Consell de Mallorca, Francesc Miralles, y el conseller de Territorio, Energía y Movilidad del Govern, Marc Pons, en calidad de presidente de Puertos de las Islas Baleares, rubricaron ayer un acuerdo para proteger el patrimonio portuario.



La firma se celebró en el Club Náutico de Santa Ponça en presencia también del alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez; la directora insular de Patrimonio, Kika Coll; el presidente de Ports IB, Xavier Ramis; la concejala delegada de Santa Ponça, Nati Francés y el presidente del Club Náutico Santa Ponça, Luis Nigorra.



Miralles explicó que este convenio también representa un paso más en la consecución de un proyecto largamente esperado: la redacción de la carta arqueológica subacuática de Mallorca. Unas tareas que empezaron en 2017 con una campaña de prospecciones para revisar el estado de conservación de los 14 yacimientos arqueológicos del archipiélago de Cabrera.



Esta experiencia sirvió para poner en práctica una metodología de recogida de información y una primera experiencia de colaboración institucional entre Patrimonio del Consll y la Armada. "Ahora buscamos con este convenio la complicidad de las zonas portuarias para continuar con esta tarea. Un proyecto que iremos elaborando en diferentes fases y a lo largo de los años", señaló el vicepresidente insular.



"Es un ejemplo del compromiso que compartimos todas las instituciones, también las municipales", añadió Miralles ante la presencia del alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez. "Tenemos que entender que los puertos son lugares de actividades de ocio pero también son depositarios de una parte de nuestro patrimonio, de una importante riqueza arqueológica. Los puertos pueden mejorar en muchos ámbitos pero también se pueden diferenciar a partir de la gestión patrimonial que hagan", afirmó.



El programa de actuaciones previsto por parte de los técnicos de Patrimonio del Consell de Mallorca ha dividido la isla en cuatro grandes zonas de prospecciones: la noroeste (de Formentor a Capdepera), la de levante (de Capdepera a Cabo Salinas), la oeste (de Cabo Salinas a Dragonera) y la norte, la más compleja, que contempla la Sierra de Tramuntana. El consejero ha avanzado que la nueva fase de prospecciones empezará por la Bahía de Pollença.



El conseller de Territorio, Energía y Movilidad y presidente de Ports IB Marc Pons, destacó que "en los puertos tenemos una riqueza arqueológica que desconocemos. Por eso queremos contribuir a mejorar la información sobre este patrimonio y nos tendríamos que poner al nivel de otras comunidades que ya tienen esta carta arqueológica subacuática. Nos queremos comprometer y lo podemos hacer en todo el espacio portuario que es de nuestra competencia y con recursos propios".



El alcalde de Calvià, Alfonso Rodríguez, destacó que el acuerdo logrado "redundará en las posibilidades de protección de un patrimonio de tipo arqueológico, que necesitamos cartografiar y proteger. Del convenio firmado nos beneficiaremos todos los puertos gestionados por el Gobierno balear, entre ellos los de Calvià, que cuenta con cinco clubes náuticos".