PUERTOS

CONCESIONES

Caos en el puerto de Formentera por el "bloqueo" de la APB y el Consell al parking de La Savina

La constructora y concesionaria del aparcamiento denuncia que las autoridades van contra el interés público al permitir que las empresas de alquiler de vehículos, que tienen las tarifas más caras de España, ocupen estacionamientos públicos con permisos temporales.
MALLORCA PRESS

Solvalgaray Marítima, empresa concesionaria del parking del puerto de La Savina (Formentera), considera que el "incomprensible empecinamiento" de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) en mantener cerrada esta instalación, cuyas obras concluyeron  en el mes de enero de 2017, "está provocando una situación de caos circulatorio permanente en la zona de servicio portuaria".



Durante todo el verano, afirma Solvalgaray Marítima, las flotas de alquiler de vehículos (tanto coches como motocicletas) han invadido los aparcamientos públicos de La Savina y han impedido que estas plazas puedan ser utilizadas por los vecinos y usuarios del puerto con automóviles particulares. "Esta situación de colapso, que afecta a la operativa del puerto de interés general de Formentera, se podría haber evitado autorizando la apertura del mencionado parking".



La  postura de la APB y el "llamativo silencio del resto de administraciones", que han decidido ignorar el problema, "están resultando muy perjudiciales para los habitantes de Formentera, así como para la propia empresa concesionaria del parking, que ha invertido seis años de trabajo y 4,4 millones de euros en un proyecto que está paralizado sin que se haya hecho nada por parte de las administraciones competentes", denuncia la concesionaria.



Según la empresa, las razones que la APB arguye para negar el permiso de apertura "deberían haber quedado solventadas desde el momento en que Solvalgary aceptó que fuera el propio organismo portuario el que redactara el reglamento de explotación del parking", si bien reservándose la posibilidad de impugnarlo.



"Desde el instante en que Solvalgaray hizo este ofrecimiento a la APB, la negativa a abrir el parking dejó de tener base jurídica. El puerto de Formentera podría haber dispuesto este verano de una instalación que aliviara la problemática circulatoria del principal núcleo poblacional de la Isla, pero la Autoridad Portuaria y el Consell de Formentera han decidido anteponer su criterio al interés público y mantener de este modo el estado de anarquía que impera en La Savina", señala Solvalgaray.



El deber de una institución pública es velar por el interés general, "algo que no se está dando en este caso, en el que los ciudadanos que pagan sus impuesto no pueden hacer uso de aparcamientos públicos porque éstos se encuentran ocupados por empresas de vehículos de alquiler que disfrutan de una posición preferencial en el puerto y a quienes la APB ha otorgado autorizaciones temporales".



Estas concretas empresas de “rent a car” de Formentera, cuyas tarifas son estadísticamente las más altas de España, son, a juicio del Solvalgaray, "las grandes beneficiadas por el bloqueo de la APB al parking de Solvalgaray, en detrimento de la mayoría de ciudadanos".



Solvalgaray quiere dejar constancia de  que ha tratado por todos los medios de alcanzar un acuerdo con la APB, que en este tiempo sólo ha dado señales de vida para advertir de la posibilidad de instar la caducidad de la concesión y sugerir al Consell que no expidiese las licencias que son de su competencia, en una clara extralimitación de sus funciones.



La empresa concesionaria del parking de La Savina estima "escandaloso y muy grave" que la Autoridad Portuaria de Baleares le impida el desarrollo de su actividad "tras ganar un concurso, ejecutar una costosa obra y pagar regularmente los cánones de ocupación, un caso de abuso de poder que carece de precedentes en los puertos de interés general de Baleares y que no puede obedecer, como se ha explicado, a razones jurídicas sino necesariamente de otra índole que cabría averiguar".