PUERTOS

INFRAESTRUCTURAS

Los arquitectos muestran sus propuestas para el futuro del Puerto

Los proyectos apuestan por liberar el espacio ocupado por Astilleros de Mallorca, destacar el edificio del oratorio de Sant Elm y potenciar el acceso al mar con paseo sin sacrificarlo a la necesidad de aparcamiento.
MALLORCA PRESS

El Col·legi Oficial d’Arquitectes de les Illes Balears (COAIB) exhibe desde ayer y hasta el próximo 4 de agosto las propuestas que se presentaron al concurso "La ciutat i el port" que tiene por objeto "enriquecer el debate sobre el Puerto de Palma teniendo en cuenta la relación y la necesaria integración con el espacio urbano de la ciudad de la que forman parte", según la decana Marta Vall·Llossera.



"La franja marítima contiene un importante patrimonio como resultado de la evolución de la ciudad, es un espacio que recoge la historia y un referente cultural que hemos de preservar y proteger teniendo un especial ciudado con las intervenciones que se realicen", señaló ayer tarde Vall·Llossera en el acto inaugural.



La muestra, que podrá visitarse en horario de lunes a viernes, de 9:00 a 13:30 horas en la planta baja de la sede del COAIB, reúne un total de 9 trabajos que optaron a esta convocatoria sobre la aportación de ideas, a nivel de anteproyecto, para la reordenación de los espacios del ámbito del muelle de Palma, que comprenden tanto el espacio ocupado por los Astilleros de Mallorca, como la Lonja de Pescado, los locales y los talleres existentes, el Real Club Náutico de Palma, así como el edificio del oratorio de Sant Elm.



La decana también comentó que "cada vez somos más conscientes de la necesidad de mantener el equilibrio entre la actividad portuaria, la actividad turística y la cotidianeidad de las zonas urbanas".



Al acto de inauguración acudieron, entre otros, el presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares, Juan Gual de Torrella; el director insular de Urbanismo, Joan Morey, y el presidente de Astilleros Mallorca, Diego Colón de Carvajal.



“Obrint”, de Pere Rabassa, y “La mar de realista”, de Joana Roca, han sido las propuestas seleccionadas de este concurso que, sin ser vinculante, pretende aportar propuestas a la APB que permitan enriquecer el debate sobre el futuro del Port de Palma y su necesaria integración con el espacio urbano de la que forman parte.



Además de felicitar a los seleccionados y agradecer a todos los participantes el trabajo realizado, la decana del COAIB aprovechó para reinterar la disposición del colegio de "colaborar con la APB para trabajar de manera más estrecha en las diferentes fases de desarrollo de los proyectos".



El jurado ha valorado con carácter general de todas las propuestas presentadas la necesidad de liberar el espacio actualmente ocupado por Astilleros de Mallorca y la posibilidad de reutilizar parcial o totalmente sus edificios como también el esponjamiento de algunos edificios buscando una mayor transparencia hacia el mar y que se haya potenciado el espacio de paseo ciudadano sin sacrificarlo a la necesidad de aparcamiento.



Las conclusiones del jurado destacan que los trabajos arquitectónicos han contemplado la posibilidad de cubrir parcialmente el cauce actual de sa Riera, para así redefinir el espacio urbano frente al orator de sant Elm y mejorar los recorridos ciclistas y peatonales existentes.



En definitiva, el resultado del concurso, según el jurado, no hace sino que poner de manifiesto "la importancia de una visión global para determinar el alcance y el carácter de las intervenciones que se lleven a cabo en este espacio estratégico de la ciudad y la necesidad de un debate, así como el valor proyecto como instrumento idóneo para desarrollarlas".