PUERTOS

LUJO

El yate preferido de los Obama recala en el Club de Mar Mallorca

El Rising Sun fue un capricho del magnate larry Ellison, que se lo vendió al fundador de Dreamworks. Tiene 138 metros de eslora, helipuerto, 82 departamentos internos y hasta pista de baloncesto.
MALLORCA PRESS

El casco de 138 metros de eslora y 19 de manga del ‘Rising Sun’, el superyate cuya historia está vinculada al magnate de la electrónica Larry Ellison, descansa estos días sobre el espejo de agua de la bahía de Palma, en los pantalanes del Club de Mar Mallorca. El lujoso yate que mandó construir el fundador y copropietario de Oracle Corporation, hoy propiedad del fundador de Dreamworks, David Greffen, amarró esta mañana en las instalaciones del club mallorquín. Diseñado por Jon Bannenberg, el ‘Rising Sun’ (Sol Naciente) fue un encargo del propio Larry Ellison. El multimillonario estadounidense encomendó en 2004 los trabajos a los astilleros alemanes Lürssen, encargados de trabajar también en el yate ‘Octopus’, de su directo competidor en Microsoft, Paul Allen. 



La leyenda dice que Ellison dio órdenes para que el suyo fuera mayor y el ‘Rising Sun’ se convertió con sus 138 metros de eslora en el entonces yate privado más grande del mundo (hoy es el sexto), con 18 metros más que al de Allen.

El lujo de la embarcación se concreta en los 82 departamentos internos que posee, así como en la cancha de baloncesto que se localiza en la popa, la sala de cine y el gimnasio que posee entre otras comodidades. Además, el barco está dotado de un generador de energía cuya potencia podría asegurar el abastecimiento de una población de cincuenta mil habitantes. El barco cuenta además con cinco cubiertas para alojar hasta 16 invitados, salón spa reconvertible a sala de cine, helipuerto propio, comedor adaptable a sala de vídeo conferencias y una gran suite con terraza panorámica. Ascensores de cristal permiten la comunicación entre estos espacios.



Ellison vendió el ‘Rising Sun’ en 2011 a David Geffen, productor de cine y teatro y filántropo de las artes, y desde entonces han navegado a bordo personalidades tan conocidas como el actor Tom Hanks, el cantante Bruce Springsteen o la familia del ex presidente de Estados Unidos Barak Obama