CRUCERO

VENDÉE GLOBE

Ruyant navega contra reloj para salvar su maltrecho barco

El navegante solitario Thomas Ruyant está yendo hacia South Island (Nueva Zelanda), y preferentemente hacia el santuario marino de Bluff, con tanta urgencia como es capaz, cuidando su maltrecho barco Le Souffle du Nord pour le Projet Imagine, que amenaza con partirse en dos tras chocar el domingo por la tarde contra un objeto flotante.
MALLORCA PRESS

El joven patrón francés navega a motor con 7,5 nudos de velocidad, intentando llegar al resguardo de la costa de South Island, antes de que llegue otro temporal a mitad de mañana martes. A las 15:00 horas de hoy lunes, Ruyant tenía alrededor de 205 millas hasta Bluff, la ciudad más al sur de Nueva Zelanda. La Dirección de Regata de la Vendée Globe está en constante contacto con su equipo y con el MRCC local - el RCCNZ de Wellington - con un plan de evacuación listo para actuar si es necesario y seguir el progreso de Ruyant y su barco cada seis minutos.



Ruyant envió imágenes de video de los daños sufridos cuando golpeó lo que cree era contenedor de transporte, mientras navegaba a unos 17 nudos de velocidad. Las imágenes muestran claramente las grietas verticales abiertas por encima y debajo de la línea de flotación en el costado de babor, en la cubierta y agua dentro del barco. En conexión directa explicaba: “El daño en la parte delantera del barco se está extendiendo. El casco está abriéndose y separándose un poco por todas partes. Estoy navegando hacia el sur de Nueva Zelanda. No estoy seguro de si aguantaré en una pieza hasta allí. Lo bueno es que estoy a una distancia alcanzable por un helicóptero, lo que me tranquiliza. Sólo tengo que pulsar un botón y vendrán a por mí. El golpe fue excepcionalmente violento. Me dan escalofríos sólo de pensarlo. Navegaba a unos 18 nudos de velocidad y de repente me quedé clavado al golpear algo que, visto el daño que ha hecho en el casco, probablemente era un contenedor. Toda la sección de proa explotó y se plegó. Afortunadamente el mástil no se rompió. Fue realmente violento. Estaba durmiendo en mi puf y tuve la suerte de que mi cabeza estaba debajo de él, ya que terminé golpeándome con el mamparo del mástil. Encontré cosas que estaban estibadas en popa en el mamparo delantero, salieron 10 metros disparadas para adelante”.



La colisión de Ruyant con un objeto flotante no identificado representa la quinta ocurrida y que ha obligado a abandonar a cinco participantes en esta Vendée Globe. Vincent Riou, Morgan Lagravière, Kito de Pavant y Bertrand de Broc han abandonado antes de terminar la regata debido a los daños sufridos por objetos semi-sumergidos de algún tipo. De Pavant tuvo que abandonar su barco, que posteriormente se cree que ha zozobrado tras la pérdida de su quilla. Y Alex Thomson, que va segundo con su Hugo Boss, tiene sus posibilidades comprometidas por la pérdida de un foil cuando golpeó algo 13 días después de la salida.



s1.El líder de la regata, Armel Le Cléac'h, está ahora a más de 500 millas de distancia de Alex Thomson, escapando de un sistema meteorológico diferente al británico. Una diferencia de unas 15 millas o más ha demostrado ser crítica para el continuo avance del navegante francés, que ha terminado la Vendée Globe dos veces consecutivas en segundo lugar. Se espera que Le Cléac'h lleve su Banque Populaire VIII alrededor del Cabo de Hornos durante las primeras horas del 23 de diciembre, haciéndolo presumiblemente en primer lugar, y su perseguido Thomson 48 horas más tarde. Armel Le Cléac'h comentaba: "Las condiciones son bastante inestables. Estoy en la parte de atrás de la baja presión y el viento oscila de 17 a 30 nudos. El oleaje es importante. No son las condiciones adecuadas para ir rápido, pero estoy avanzando. Vamos a tener que ver cómo cambian las cosas antes de Hornos. Le pedí a Papá Noel pasarlo antes de Navidad, esperemos que pueda ser así…".



Enda O'Coineen se ha visto obligado a regresar a un modo básico de navegación en su Kilcullen Voyager. Ahora el 17º, perdió dos posiciones cuando perdió tiempo en su ruta hacia el norte para evitar lo peor del temporal y quedar volcado durante cinco minutos. El navegante irlandés informa que la pantalla rota de su ordenador principal le impide ver la meteorología. Tiene un problema con la configuración de su ordenador de repuesto, que no arranca. Así, se las está apañando con el GPS y las cartas de papel. “Mi estado de ánimo es bueno ahora. Uno pasa por momentos altos y bajos durante el día, es cíclico, y también a lo largo de una semana. Ciertamente he tenido un par de días duros al sufrir muchas averías. El equipo de tierra me está ayudando a encontrar soluciones”.



Yann Eliès estaba en un estado de ánimo positivo hoy a bordo de su Quéguiner-Leucémie Espoir, manteniéndose sexto detrás de Jean-Pierre Dick y delante de Jean Le Cam. Ocho años después se ser rescatado a 1.000 millas de Australia, al haberse roto una pierna, Eliès envió un mensaje oportuno a sus rescatadores: "Me sorprendió recibir un video del médico y del capitán de la fragata que me vino a rescatarme al sur de Australia hace ocho años. Gracias muchachos por venir a buscarme. No puedo recordar si realmente pude darles las gracias personalmente hace ocho años. Ocho años después y estoy de nuevo al sur de Australia. Pero esta vez he pasado. Mi pasión por la navegación sigue siendo la misma. La próxima vez que estén en Francia, les enseñare mi barco y trataré de explicaros por qué estamos tan interesados en esta regata. ¡Una vez más, muchachos, gracias!”.