CRUCERO

COMPETICIÓN

La Ruta de la Sal moviliza de nuevo a los navegantes del Mediterráneo

La regata volverá a tener tres puertos de salida (Barcelona, Denia y Andratx) y la línea de meta estará situada en Sant Antoni Portmany en Ibiza.
M.P.

El céntrico restaurante barcelonés Brasserie Flo fue el escenario ayer de la presentación de la XXXI edición de la regata de altura Ruta de la Sal. El encuentro contó con la presencia del president del Consell d’Eivissa, Vicente Torres Guasch, y del conseller de Turisme, Vicente Torres Ferrer. El presidente del Consell d’Eivissa destacó que la Ruta de la Sal forma parte de la idiosincrasia de la isla de Ibiza, tanto en la vertiente cultural, como en la deportiva y turística.



También el alcalde de Sant Antoni Portmany, José Tur Torres, remarcó la importancia de su municipio al ser el puerto de llegada de la regata, puerta de todos los regatistas a la isla de Ibiza y recordó que tanto el puerto como la ciudad, se sienten vinculados con esta prueba que es el inicio de la temporada nautica de la isla.



Enrique Curt, director de la regata, señaló que La Ruta de la Sal es una regata de éxito porque cuenta con unos navegantes que apuestan por ella, por la inestimable colaboración de las autoridades marítimas e instituciones que la apoyan, como federaciones y clubes náuticos, a los puertos de partida y llegada de la prueba y a los aficionados que la siguen. El director de la prueba también recordó que La Ruta de la Sal es una auténtica escuela de vela de crucero, donde muchos deportistas la tomaron como prueba de iniciación, en sus inicios náuticos.



La Ruta de la Sal es una de las competiciones más importantes del Mediterráneo, estrechamente ligada con los tres clubes de los puertos de salida, el CM Port Ginesta, el RCN Denia, el CV Port Andratx, y el de llegada, el CN Sant Antoni Portmany. Cuenta con el apoyo del Consell Insular d’Eivissa, y de la Conselleria de Turisme, que consideran a este evento en uno de los más significativos de la isla, tanto en su vertiente deportiva, como turístico y social. Un evento náutico deportivo que durante los  últimos 30 años ha contribuido de una manera decisiva a fomentar y promocionar  la navegación de crucero en nuestro país.



La Ruta de la Sal es una de las regatas de altura más consolidadas del Mediterráneo, líder indiscutible en índices de participación y popularidad. Durante estos 31  años han navegado en La Sal unas 5.900 embarcaciones tripuladas por cerca de 40.500 regatistas y se han cubierto unas 8.120  millas de competición por el Mar Balear.



Es difícil encontrar un aficionado a la navegación que no haya participado en esta prueba. Patrones, tripulaciones, amigos se concentran desde hace más de 30 años durante la noche de luna llena del Jueves Santo, en los tres puertos de salida de esta regata, para alcanzar todos una meta: la isla de Ibiza en el CN Sant Antoni Portmany.



Tres Salidas, una meta: Ibiza



La Versión de Barcelona zarpará desde Port Ginesta con rumbo a Ibiza, 140 millas hasta la línea de llegada en Sant Antoni de Portmany. La Versión Denia, largará desde el RCN Denia, dejando las islas de Formentera, Tagomago e Ibiza por babor, en total unas 120 millas. La Versión Mallorca tendrá su salida desde el CV Andratx con rumbo a Sant Antoni de Ibiza, dejando las islas de Tagomago, Formentera, Es Vedrà, Bledas y Conejera por estribor. Distancia mínima aproximada 103 millas.



Solo con repasar el palmarés y el listado de inscritos que han pasado por la Ruta de la Sal, desde el lejano 1989 hasta ahora mismo, se corrobora la importancia de la prueba. Navegantes destacados de la nautica internacional han pasado y muchos se han formado, en La Sal, tal como llaman a esta regata sus amigos. Alex Pella, Toni Guiu, Enrique Curt, Bubi Samsó,  Guillermo Altadill,  Vicente García, Jaime Olazabal, Jesús Turró y un interminable etc. son algunos de los navegantes de La Sal, que han participado en esta prueba.



Esta año La Ruta de La Sal ha superado todas las previsiones, con muchas más solicitudes de participación que las que la organización puede aceptar, por las lógicas limitaciones de amarres en Sant Antoni de Portmany la organización ha establecido un cupo máximo de embarcaciones fijado, para este año, de 175 equipos.