CRUCERO

Vendée Globe

Thomson bate el récord a su paso por el Cabo de Buena Esperanza

Alex Thomson navega en tiempo de récord en esta Vendée Globe. Ha empleado cinco días y 48 minutos menos que Armel Le Cléac`h en 2012 para alcanzar el cabo de Buena Esperanza. Por su parte, Didac Costa ya navega en el hemisferio Sur tras cruzar el Ecuador la pasada noche y yl Safran de Morgan Lagravière se ve forzado a retirarse
M.P.

Alex Thomson cruzó la longitud del Cabo de Buena Esperanza a las 12:00 horas de ayer jueves y continúa su cabalgada en el Océano Índico, con vientos que deben aflojar. Doce horas antes, a las 01:15 horas de la madrugada, el español Didac Costa cruzaba el Ecuador y ya navega en el hemisferio Sur, tras romper irremisiblemente una vela.

Al principio de la tarde, Morgan Lagravière informaba de daños en el sistema de gobierno de su barco, debido al impacto con un objeto flotante. Tras evaluar la situación con su equipo y patrocinador, al final de la tarde el patrón francés anunciaba su retirada de la Vendée Globe.



Los registros siguen cayendo en esta octava Vendée Globe: Alex Thomson acaba de bajar el listón de la bajada del Atlántico en 17 días 22 horas y 58 minutos, cinco días y 48 minutos menos que el tiempo fijado por Armel Le Cléac'h en el año 2012 (22 días, 23 horas y 46 minutos). Pero los promedios deben comenzar a disminuir de manera significativa en una zona de transición de viento, que tal vez permita a los regatistas tomarse un leve descanso tras 18 días navegando a fondo.



A consecuencia de la avería en el sistema de gobierno sufrido este mediodía, el patrón del Safran, Morgan Lagravière, ha conformado su retirada de la Vendée Globe, de acuerdo con su equipo técnico y patrocinadores.



En una comunicación con su equipo, Morgan explicaba: “He tenido una noche complicada con problemas en el piloto automático. Tenía entre 20-25 nudos de viento y el barco era imposible de controlar. Me salí bruscamente de rumbo 4 ó 5 veces. Mientras echaba una cabezada, hacia mediodía, sentí cómo el barco se iba de rumbo. Salí y pude ver que el timón de sotavento se había salido de su anclaje y dos tercios del mismo habían desaparecido. Creo que fue debido a un golpe con un OFNI".



"Desafortunadamente no tengo lo que se necesita para reparar tal avería, así que todo ha terminado para mí. Me gustaría recordar las cosas positivas de esta aventura: 18 días de extraordinaria regata a bordo de un barco que navega excepcionalmente bien, con el cual siempre he estado en el pelotón de cabeza. Esta regata en solitario también suponía para mí una oportunidad de conocerme mejor y de conocer lo que realmente importa en la vida. Me gustaría dar las gracias a todo mi equipo técnico, así como a los fans, que me han estado apoyando".



Morgan está actualmente navegando hacia Ciudad del Cabo (Sudáfrica), a donde llegará en tres días.