CRUCERO

COMPETICIÓN

La Copa América pone rumbo a Nueva Zelanda

El equipo de Emirates New Zealand frena el intento de repetir remontada del Oracle y se impone con claridad en Bermuda.
MALLORCA PRESS

El equipo kiwi dominó completamente la final de la 35ª America's Cup, ganando ocho de las nueve regatas y se impuso al Oracle Team USA por un marcador global de 7-1, pues los neozelandeses empezaron la competición con un punto menos debido a la victoria de los norteamericanos en la ronda previa de la Louis Vuitton.



Peter Burling, que ya se llevó el trofeo Red Bull Youth America's Cup en San Francisco en 2013, lideró al Emirates New Zealand que se convierte en el defensor de la 36 edición de la America's Cup, la competición más antigua del deporte internacional.



En la conferencia de prensa tras la victoria, Grant Dalton, CEO de Emirates Team New Zealand, anunció que el Royal New Zealand Yacht Squadron ha aceptado el desafío de Circolo della Vela Sicilia, que será el Challenger of Record para el 36º America's Cup y que navegará con el barco Luna Rossa.



El patrón ganador señaló emocionado que “vinimos aquí para ganar la Copa América Cup y ahora nos la llevamos a Nueva Zelanda. Poder ganar ocho regatas en Bermuda frente a una gran multitud de nuestros aficionados es abrumador, estamos contentos de poder compartir este momento con ellos”.



Burling recordó que había crecido viendo esta competición como un fan del equipo kiwi, por lo que “llevar esta copa a casa es un sueño hecho realidad”, apuntó.



Hace cuatro años, se vivió esta misma final pero con resultado muy distinto. Los americanos encadenaron ocho victorias seguidas para pasar del 1-8 al 9-8 definitivo. En esta ocasión, los neozelandeses no dieron ninguna opción y se impusieron con una diferencia de 55 segundos en la novena manga.



Glenn Ashby, capitán del equipo Emirates New Zealand, afirmó que esa dura derrota resultó clave para conseguir ahora esta victoria: "Lo que pasó en 2013 fue una experiencia brutal para todos los involucrados, estar tan cerca fue extremadamente decepcionante y es algo que vivirá con nosotros por el resto de nuestras vidas. Así que venir aquí unos años más tarde y lograr una increíble victoria ha redimido esa situación para Nueva Zelanda y parece que la justicia ha prevalecido”, remarcó el regatista.