VELA LIGERA

COMPETICIÓN

Los baleares, favoritos entre los 550 regatistas de Palamós

María Perelló, Nacho Baltasar y Laura Martínez parten como cabezas de serie en la regata internacional de Optimist
M.P.

La Palamós Optimist Trophy-Nations Cup es una de las referencias mundiales de la clase Optimist, con una participación de 550 embarcaciones llegadas de 30 países. 

La regatista balear María Perelló (CN Arenal) parte como una de las grandes favoritas después de proclamarse en 2017 en Tailandia campeona del mundo de la clase Optimist en categoría femenina. Otros de los favoritos son el holandés Olivier Jacquet -octavo en el Mundial-; y los baleares Nacho Baltasar (CN Ràpita), subcampeón de España, y Laura Martínez (RCN Palma), campeona nacional femenina.

España es el país con mayor número de participantes, 95, seguido de Francia con 68, Alemania con 67 y Suiza con 64. 

Los países participantes en la edición de este año del Palamós Optimist Trophy-Nations Cup son: Alemania, Austria, Bélgica, Canadá, Islas Caimán, Colombia, Dinamarca, España, Estados Unidos, Estonia, Finlandia, Francia, Gran Bretaña, Grecia, Holanda, Hungría, Irlanda, Israel, Italia, Letonia, Lituania, México, Mónaco, Noruega, Polonia, Portugal, Rusia, Suecia, Suiza y Suráfrica. 

Habrá un solo campo de regatas en el que está previsto que se den tres salidas en cada uno de los cinco grupos de 110 barcos. Los tres primeros días (15-16-17 febrero), serán clasificatorios y el domingo día 18, en función de la clasificación de cada barco en la fase previa y si se han disputado un mínimo de cuatro mangas, los regatistas quedarán incluidos en los grupos Oro -que lucharán por el podio-, Plata, Bronce, Esmeralda y Perla.

Los números en el agua del Palamós Optimist Trophy-Nations Cup son los siguientes: sólo en el Comité de Regatas hay 17 personas distribuidas en el barco principal -cuatro-, barco visor -tres- y dos barcos de llegadas -tres cada uno- y dos lanchas de balizadores -cuatro- . El resto del personal estará sobre todo centrado en labores de salvamento, puesto que tratándose de una regata de niños, cualquier inclemencia que pudiera surgir, debe ser atajada de la forma más rápida posible.

En cuanto a los participantes por género hay 358 niños y 192 niñas, de los cuales 436 son mayores de 13 años y 114 menores de 12.

Así lo explica el director de la competición, Carles Palomares: “En una regata como ésta, la seguridad es lo más importante. Es por eso que centramos nuestros mayores esfuerzos en este aspecto”.

La otra gran novedad es tecnológica, puesto que se ha creado una APP para dispositivos móviles por la que se podrá seguir la competición con notificaciones con las informaciones más relevante, el Anuncio de Regata, pasando por los resultados en tiempo real, así como poder seguir la flota en directo desde el mismo campo de regatas.