VELA LIGERA

REGATA

Tinita destrona al Ventolina en la Diada de Vela Latina

La embarcación de Pere Reus y Toni Estades se impone a la de Jaume Durán, ganadora de las cinco últimas ediciones. Máxima igualdad en todas las clases competitivas. Savanna (Llaüts Clàssics) y Pantaleu (Dragonera) completan el cuadro de honor de la regata de vela tradicional más importante de Baleares
MALLORCA PRESS

Una magnífica jornada de regatas puso el broche de oro a la XXI Diada de Vela Latina del Club Nàutic Cala Gamba, que contó con la participación de 26 embarcaciones representativas del patriomonio naval de Mallorca. El Tinita (1945), de Pere Reus y Toni Estades, en la clase Regata; el Savanna (1969), de Antonio Jover, en Llaüts Clàssics; y el Pantaleu (2002), patroneado por Bernardi Matas, en Dragonera, se alzaron con la victoria en las tres categorías competitivas. En la clase Oberta, el Volga, de Bartomeu Rosselló, cruzó hoy la línea de llegada en primera posición.

La Bahía de Palma ofreció este mediodía su mejor versión, con un viento térmico del SSO que osciló entre los cinco y los nueve nudos, después de una jornada inicial, la del sábado, muy complicada, en que la brisa siempre fue floja y no terminó de entablarse. Joan Marc Rigo, director del Club Nàutic Cala Gamba y de la Diada de Vela Latina, se mostró satisfecho con el desarrollo de la regata y el trabajo del comité de mar, que el primer día consiguió hacer “una prueba muy difícil” y hoy “supo aprovechar el buen tiempo para montar unos recorridos muy atractivos para la flota”.

El triunfo del Tinita en la clase Regata interrumpe la racha de cinco victorias consecutivas del Ventolina (1942), de Jaume Durán, que en esta edición tuvo que conformarse con la tercera posición, por detrás del Áncora (1950), de Andreu Buades, que hoy fue el más rápido en tiempo real y en compensado, con 41 segundos de ventaja sobre el vencedor de la Diada. Los dos puntos de diferencia que separan a los tres barcos del podio son prueba de la igualdad en esta división de la flota, en la que concursan los barcos mejor optimizados para regata. Jame Durán fue el encargado de entregar el trofeo a su sucesor durante la entrega de premios celebrada esta tarde en las instalaciones del Club Nàutic Cala Gamba.

IGUALDAD

También fue muy ajustado el triunfo de Bernardi Matas a bordo de la Dragonera bautizada como Pantaleu. Ganó la manga de hoy y terminó la competición empatado a tres puntos con el Mitjana, de Toni Fornés. El bronce en esta clase fue para Diego Riera Hevia, al mando de la Malgrat. Las Dragoneras fueron construidas en la Escola de Mestres d’Aixa de Mallorca en 2002 y son propiedad del Consell de Mallorca, que las cede al club organizador.

El Savanna (1969), del armador y patrón Antonio Jover, pudo mantener el liderato conseguido en la primera jornada y adjudicarse la Diada de Vela Latina en la Llaüts Clàssis a pesar del empuje del Annika (1928), de Miguel Rigo, que se apuntó la manga del día con autoridad, pero no pudo remontar y revalidar el título de 2016 al no haber participado en la primera prueba. El Isabelita Dols (1923), de Daniel Alcalde, cerró la clasificación.

Antoni Estades, presidente del club organizador, consideró un “éxito” la organización de la Diada de Vela Latina, la primera que se celebra sin el patrocinio del Consell de Mallorca. Con todo, agradeció la cesión de las Dragoneras y confió en que el año que viene se reanude la colaboración institucional. “Estamos muy contentos con el apoyo que nos ha prestado este año Jeep Autovidal, que nos ha permitido mantener el nivel de la Diada y ofrecer un buen servicio a los participantes”.

La Diada de Vela Latina ha mantenido sus fechas tradicionales, a mediados de septiembre, a pesar del traslado de la Diada de Mallorca al 31 de diciembre, ya que en esas fechas la mayoría de los barcos de madera se encuentran varados y realizando labores de mantenimiento.

Además de las regatas y la travesía no competitiva de la clase Oberta, Cala Gamba acogió estos días diversos actos sociales y culturales, entre los que destacan la exposición de modelos navales de “Mestre Topa” y la comida ofrecida al término de la regata de hoy a las tripulaciones.