CLUBES

REGATAS

“Sin la colaboración de los socios, la Copa del Rey MAPFRE no sería posible”

Los trabajadores del RCNP han comenzado ya el trabajo previo para poder dar cabida a los 150 participantes de la edición de este año.
MP

La 47 edición de la Copa del Rey MAPFRE batirá el récord de participación con más de 150 embarcaciones. Para cumplir este objetivo, los trabajadores del Real Club Náutico de Palma (RCNP) llevan meses organizando la logística portuaria para dar cabida a todos los inscritos con la ayuda de los socios, que ceden sus puestos de amarre temporalmente para asegurar el éxito de la regata.



Jaume Carbonell, gerente del RCNP, reconoce que la Copa del Rey MAPFRE “es un reto cada año más complicado” para el puerto, pero asegura que “el esfuerzo de los trabajadores y los socios del club hace que todo parezca más sencillo”.  Según Carbonell, la colaboración de los amarristas es fundamental para la organización. 





“Tenemos la gran suerte de contar con una enorme cantidad de socios que entienden que la Copa del Rey MAPFRE es una parte importante del Club y están dispuestos a hacer un esfuerzo para que la regata vaya a más y salga cada año mejor”.



Acoger a más de 150 embarcaciones en un club con 2.000 amarres supone a su vez que otras tantas abandonen su amarre habitual durante un tiempo. “Hay socios que optan por irse de vacaciones o ir a astilleros y otros cuyas embarcaciones son situadas temporalmente en otros amares”, detalla Carbonell. Para el gerente del RCNP, las trabajadoras de la capitanía del puerto juegan un papel clave en esta operación, pues son las que se llevan la mayor parte del trabajo. “Sin su trabajo previo es muy difícil de entender el vuelco que da el club cuando llega esta regata”.