SECTOR NÁUTICO

GALARDONES

Ugo Fonollá, premio Timón 2018

El reportero mallorquín es reconocido en la categoría de Comunicación por su trabajo en la vuelta al mundo a vela

MALLORCA PRESS

Ugo Fonollá (Palma, 1992) ha vivido en 2018 la experiencia profesional más dura y enriquecedora de su vida como reportero incrustado en la Volvo Ocean Race. Sus crónicas, fotos y vídeos han servido para acercar al gran público las sensaciones de la navegación oceánica en los lugares más inhóspitos del  planeta. Nunca los aficionados habían disfrutado de imágenes tan espectaculares y narraciones tan directas como las que Ugo ha mandado desde la otra punta del mundo, editando y escribiendo con las gotas de condensación cayendo sobre su teclado y el frío calándole los huesos.



Gaceta Náutica ha decidido otorgarle el Premio Timón 2018 de Comunicación, una categoría que ha sido incluido por primera vez, “y con carácter extraordinario”, en los galardones de la náutica balear.



José Luis Miró, subdirector de la publicación, explica que los Premios Timón fueron creados con el objetivo de reconocer el talento de los deportistas náuticos de Baleares y el compromiso de empresas y entidades sectoriales de las Islas con la innovación, el patrimonio, el deporte o el medio ambiente. “En ese momento no pensamos en dar un premio a un compañero periodista, pero lo que ha hecho Ugo Fonollá en la Volvo Ocean Race lo merece sin ninguna duda. Es algo que no sabemos si volverá a ocurrir en el futuro y por eso hemos añadido esta categoría en la edición de 2018. Ugo ha hecho, posiblemente, uno de los mejores y más duros trabajos periodísticos en nuestro país y queremos que sea profeta en su tierra, al menos dentro del ámbito de la náutica”, afirma Miró.



Ugo Fonollá, que jamás había realizado una travesía oceánica –su experiencia se limitaba a su etapa de regatista de la clase Europa–, fue seleccionado por la organización de la Volvo Ocean Race entre miles de aspirantes. Durante meses convivió con las tripulaciones del MAPFRE y del Brunel alrededor del mundo, captando imágenes espectaculares y relatando historias magníficas sobre la inclemencia de los océanos y el compañerismo entre los hombres y mujeres de la mar. Su vídeo sobre el paso del equipo español por el Cabo de Hornos, donde sufrió la rotura de la vela mayor, ha obtenido recientemente el  tercer premio en el prestigioso Mirabaud Sailing Video Award, el concurso internacional más importante de producciones náuticas audiovisuales.



El Premio Timón de Comunicación 2018 recibirá su galardón el 12 de diciembre en una gala que tendrá lugar en la Sala Magna del Real Club Náutico de Palma, donde también se entregarán los reconocimientos de vela, piragüismo y de entidad náutica del año. “Es una satisfacción que los compañeros de Gaceta Náutica hayan apreciado mi trabajo. Me siento muy orgulloso y agradecido”, ha declarado Fonollá al ser informado, esta mañana, de la concesión del premio, y ha recordado que la Volvo Ocean Race ha supuesto una vivencia única, con sus alegrías y sus tristezas, como cuando recibió la noticia de la muerte del navegante Jonh Fischer al caer por la borda del Skallywag. En ese momento Ugo navegaba a bordo del MAPFRE en pleno Pacífico Sur. “De un instante a otro desapareció el disfrute de ver el barco surfeando olas a más de 30 nudos de velocidad. Es algo que puede pasarle a cualquiera. Pensé mucho en mi familia y amigos...”.



Sobre sus celebradas crónicas, el reportero mallorquín afirma que al estar “sumergido” en la competición apenas necesitaba concentración: “Describes lo que estás viviendo en ese momento y las palabras fluyen con facilidad. Es cierto que al estar frente al ordenador apenas te mueves y que coges frío al poco rato de empezar a escribir. Esto es algo que no ayuda mucho, así como que caigan gotas de condensación sobre el teclado, pero es lo que hay”.



Los Premios Timón están organizados por Gaceta Náutica y cuentan con el patrocinio de Bufete Frau, Asociación de Clubes Náuticos, Anade, PDBA, Alcudiamar, Real Club Náutico de Palma, Club de Vela Port d’Andratx, Puerto Portals y Port Adriano