SECTOR NÁUTICO

INFRAESTRUCTURAS

“Rambla de mar”, mejor idea para la remodelación del contramuelle-mollet

El proyecto de los arquitectos Pere Rabassa y Toni Forteza ha ganado el concurso de la APB para ordenar esta zona del puerto de Palma
M.P.

La propuesta “Rambla de mar” de los arquitectos Pere Rabassa y Toni Forteza ha ganado el concurso de ideas organizado por la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) para la remodelación del Contramuelle-Mollet del puerto de Palma.



Para el presidente de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB) -a la vez que presidente del jurado-, Joan Gual de Torrella,  el objeto de este concurso es acercar la ciudad al mar, “con un cambio discreto, con el que el ciudadano aprecie una mejora, pero dentro de una continuidad”.



La propuesta ganadora, “Rambla de mar”, ha obtenido un premio de 20.000 euros. El segundo premio, dotado con 10.000 euros, ha sido ex aequo para “A port obert” de los arquitectos Javier Bespín y Josep Wennebert y “La mar es mi tierra” del equipo de arquitectos Juan Palencia y Marta Colom. Finalmente, el tercer premio es para “La Mirandilla”, idea presentada por el arquitecto David Tapias y el ingeniero Oscar García y con una dotación de 5.000 euros.



Una vez concluido el concurso y rigiéndose por sus bases, la APB podrá hacer uso de cualquiera de las ideas presentadas para el desarrollo de futuras actuaciones en esta zona del puerto de Palma, sin que por ello resulte obligada a establecer ningún tipo de relación contractual con los concursantes. Así, la APB podrá impulsar la redacción de algún proyecto constructivo concreto para incorporar las ideas obtenidas en este concurso.



Los miembros del jurado han destacado del proyecto ganador “Rambla del Mar” su  discreción y el papel del Paseo Marítimo como eje vertebrador entre personas y vehículos. La propuesta contempla la demolición del edificio de la lonja y fundir esta en un solo edificio con el museo Marítimo. Uno de los requisitos de las bases era la conservación de los arcos del Muelle de Pescadores. Forteza y Rabassa integran la arquería en el nuevo edificio propuesto –según el jurado. “Una solución que no es estridente y no cambia excesivamente la fisonomía de la ciudad”.



Para los miembros del jurado, esta solución rememora espacios de  trabajo de fabricación de barcos, “con una arquitectura y estilo bastante intemporal” y constituye una continuidad entre la ciudad y la rambla del mar que propone.



Finalmente el jurado ha otorgado tres menciones o accésits dotadas con 2.500 euros cada una para las propuestas “Nova Plaza elevada” del arquitecto Jerónimo Junquera y el ingeniero Macario Fernández.  “Tela Marinera” para los arquitectos Kevin Penalva, Juan José Lemm, Daniel Abella y María Gómez y el ingeniero Rafael Pons. Finalmente,  a los arquitectos Eric Jorgensen Roca y el ingeniero Joan Caldentey por su idea “Dits dins la mar”.



El jurado encargado de fallar el concurso ha estado formado por el  presidente de la APB, Joan Gual de Torrella, su director Juan Carlos Plaza, el jefe de Planificación y Sostenibilidad, Jorge Nasarre, y la secretaria María Antonia Ginard. Por parte del Ayuntamiento de Palma, el gerente de Urbanismo, Joan Riera, y la arquitecta municipal, Pilar Simón. Por parte del Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos su decano, Pedro Puigdengoles en representación propia y en la del decano Juan Antonio Esteban. Los  arquitectos designados por el Colegio Oficial de Arquitectos de las Islas Baleares, Carlos Puente y Guillermo Vázquez, así como el arquitecto del Consell Insular de Mallorca, Pedro Bonet. Finalmente el gerente del Consorci Museu Marítim de Mallorca Albert Forés.