SECTOR NÁUTICO

SEGURIDAD

La Guardia Civil pone en marcha la campaña de controles de verano

El año pasado realizó 342 inspecciones, propuso 118 saciones e inmovilizó 42 barcos de chárter en Baleares.
MALLORCA PRESS

La Guardia Civil ha puesto en marcha dos campañas de control de embarcaciones deportivas, de recreo y de control de motos náuticas, que se prolongarán hasta el próximo 15 de septiembre, con las que se pretende mejorar la seguridad de los usuarios de estos tipos de embarcaciones y motos, así como la de los bañistas y personas que visitan nuestras costas en el periodo estival.

 

Se llevará a cabo por parte de los Servicios Marítimos Provinciales y de las patrullas de Puertos y Costas de la Guardia Civil en un total de 20 provincias costeras de nuestro país.



Entre las acciones que se llevarán a cabo se encuentra el control de los certificados de navegabilidad, de los justificantes de pago de la prima del seguro en vigor y de la titulación de piloto correspondiente a las características de la embarcación.



Por otro lado, los agentes inspeccionarán establecimientos y negocios dedicados a esta actividad con el fin de concienciar tanto a los profesionales como a los usuarios esporádicos de este tipo de actividades.



Durante la campaña del pasado año la Guardia Civil realizó un total de 4.968 inspecciones en las que se controlaron 302 certificados de navegabilidad, 514 pólizas de seguro y 304 títulos de piloto.



Las provincias de Alicante, Cádiz y Málaga fueron en las que se realizaron más controles.



Esta campaña se realiza con el objetivo de evitar en lo posible los accidentes y de incrementar la seguridad de la vida humana en el mar. 



Durante la campaña de 2017 se realizaron un total de 2.201 inspecciones, de las que 777 lo fueron con propuesta de sanción.



En Baleares se llevaron a cabo durante el año 2017 un total de 342 controles a embarcaciones y motos acuáticas  de las que un total de 118 fueron propuestas para sanciones. La Guardia Civil del Mar inmovilizó 42 embarcaciones de chárter en todo el archipiélago balear, con el consiguiente expediente sancionador, por realizar esta actividad de manera irregular.