SECTOR NÁUTICO

ENTREVISTA / XAVIER RAMIS, director general de Puertos de Baleares

«Haremos un Plan General de Puertos con vistas a 15 años»

LUIS POMAR

El Govern de les Illes Balears anunció el pasado 26 de febrero el inicio de la redacción del futuro Plan General de Puertos de las Islas Baleares, el instrumento de planificación que determinará cómo tienen que ser los puertos de las islas y cómo se pueden articular nuevas fórmulas que permitan favorecer el acceso de la ciudadanía al mar. El director general de Puertos y Aeropuertos  y vicepresidente de Ports de les Iles Balears, Xavier Ramis, desvela las claves de este documento que pretende ser la guía de la gestión del ente autonómico portuario para los próximos 15 años y que incluirá nuevos elementos como la optimización de los amarres, las marinas secas y la multipropiedad de barcos.



Pregunta.– En las líneas maestras del Plan General de Puertos se habla de optimizar las infraestructuras, ¿puede poner casos concretos?

Respuesta.– El trabajo de optimización consiste en trabajos consensuados con el sector náutico como por ejemplo la reducción de las listas de espera. Cuando empezó la legislatura nos encontramos con 6.500 personas en lista de espera para conseguir un amarre en los puertos de gestión autonómica y ahora ya estamos en menos de 4.500. Con el proceso que llevamos, esperamos que la legislatura termine con menos de 1.000 personas en lista de espera. De todas formas, Ports IB es una empresa joven, tiene 11 años. Durante este tiempo, funcionarios y sector náutico han trabajado para construir esta entidad y aunque ya es una empresa formada aún tiene mucho por crecer. Nosotros estamos haciendo un trabajo que es continuista de lo que se ha ido haciendo hasta el momento.



P.– Para reducir las listas de espera se puede ampliar el número de amarres...

R.– Un incremento de amarres no tiene por qué ir ligado a la ampliación de las instalaciones portuarias; existen otras alternativas como las de optimizar los recursos existentes. En este sentido, la Ley de Puertos obliga a disponer de un mínimo de un 25% de amarres en tránsito, mientras que la realidad es que tenemos un 75% de amarres de esta tipología. Así, en el año 2014, de los 3.976 amarres existentes, únicamente 971 estaban destinados a base.  Al final de esta legislatura, mediante la reordenación de los puertos, alcanzaremos una cifra cercana a los 2.982 amarres en base, lo que supone triplicar el número de usuarios que ahora podrá tener un amarre y además esta gente pagará un 43% menos que lo estaba abonando por ocupar un amarre en tránsito. Es cierto que este proceso supone una reducción de ingresos superior al millón de euros, pero conseguimos un objetivo social más importante, que no es otro que posibilitar que los navegantes puedan disponer de un amarre.



P.– Por otro lado están los puertos de gestiín indirecta, clubes y marinas. ¿Qué inversiones se obtendrán por otra vía?

R.– Somos la única comunidad autónoma que ya ha cerrado el proceso de adaptación y actualización de las concesiones en los puertos. Esto ha supuesto que los clubes náuticos y empresas inviertan un total de 107 millones de euros en la mejora de nuestros puertos. Es un proceso que hemos cerrado esta legislatura y que se traduce en un más ingresos para poder hacer más proyectos. 



P.– El incremento de algunos cánones ha sido descomunal. ¿Cómo se explica eso?

R.– Por ejemplo, el canon de Puerto Portals ha pasado de 5.000 euros a 2,5 millones de euros y el del Club Náutico de Santa Ponça, de 4.000 a 450.000 euros. Es necesario explicar que los cánones anteriores eran tan bajos porque los clubes y marinas fueron los que realizaron la inversión para construir el puerto. Ha habido unos años de amortización y ahora se ha actualizado el canon. 



P.– ¿Que inversión puede hacer Ports IB con sus una vez cerradas todas las concesiones?

R.– En la pasada legislatura la inversión en mejoras portuarias fue de dos millones de euros, en esta legislatura será de 34 millones para los puertos de gestión directa. En total, si sumamos la inversión pública y la privada, serán más de 140 millones de euros. Eso conllevará mejor eficiencia y mejor sostenibilidad. Optimizar es mejorar la gestión con los recursos que tenemos.



P.– Anunciaron que tienen previsto impulsar el uso comunitario de embarcaciones... 

R.– El conseller Marc Pons comentó que esta sería una posible mejora de optimización. La potenciación de las rampas hace que mucha gente pueda disfrutar del acceso al mar con sus embarcaciones sin la necesidad de tener un amarre. Mejora el funcionamiento y no produce una ocupación del espacio. Otra de las posibilidades que barajamos son las marinas secas. Tenemos estudios que dicen que algunas las podríamos incorporar en los puertos y además es otra forma de tener las embarcaciones más seguras, sobre todo las de menor eslora.



P.– Pero las marinas secas siempre tendrán impacto visual.

R.– Existen estudios anteriores que dicen que en los puertos existen espacios para que las marinas secas queden integradas en sus zonas. Algunos clubes nos han solicitado la creación de estos espacios en terrenos que están en sus cercanías. Estamos estudiando la posibilidad, junto al Consell de Mallorca, de ampliar las zonas portuarias para dar cabida a estas marinas secas. Lo que no es lógico es crear marinas secas alegales en suelo rústico. Hay que buscar zonas, como polígonos industriales, en los que no creemos un impacto visual.



P.– ¿También han adelantado que se promoverá la multipropiedad?

R.– Otro de los puntos que planteamos es el de la multipropiedad de la embarcación ya sea a través de empresas o asociaciones. Un titular, de media, no utiliza todo el año su embarcación. Con este sistema de multipropiedad conseguiremos una mayor eficiencia en la gestión de amarres.



P.– Ya existen empresas que dan este servicio… ¿Habrá algún tipo de subvención o ayuda a estas firmas?

R.– Estamos en una fase inicial. Hemos contratado una consultora para hacer el Plan General y nuestros técnicos especializados, en base a estudios anteriores, nos presentarán una propuesta que será negociada con entidades y asociaciones.



P.– ¿Cuál es el objetivo del Plan General?

R.– El objetivo es la planificación de los puertos con una vigencia de 15 años. La administración pública tiene que ser muy sensible y escuchar a todo el mundo porque queremos que este plan se mantenga vigente durante ese periodo y resuelva las carencias del sector y prevea el futuro, resolviendo problemáticas que están por venir. Las claves residen en un plan estudiado, negociado, transparente y consensuado con todos los sectores.



P.– ¿Han tenido alguna respuesta de otros grupos políticos?

R.– Nosotros hemos utilizado como documento base del Plan General el estudio de la demanda que se realizó en la legislatura pasada. Lo hemos dado por bueno y la empresa que ha ganado la redacción del plan general ha sido la misma que redactó ese estudio. Nos regimos por unos principios técnicos. La problemática existente es difícil de esconder y este estudio nos revela y determina las carencias que tenemos en cada puerto. No hemos querido romper con el pasado, sino que hemos tenido en cuenta lo que se hizo y ahora intentaremos optimizar nuestros recursos. 



P.– ¿Cuándo tienen previsto que salga a la luz el Plan General de Puertos?

R.– En dos o tres meses tendremos un borrador que pondremos a exposición pública para tener la respuesta del sector náutico y del resto de las administraciones. No será un plan basado en una sola idea, sino que contaremos con un planteamiento más amplio. Evidentemente no gustará al cien por cien a todo el mundo pero si queremos que sea un plan con cierta durabilidad necesitamos tener este consenso y resolver la mayoría de la problemática que se nos plantea. 



P.– ¿Cómo es la relación de Ports IB con sector náutico?

R.– Personalmente estoy muy agradecido por la ayuda que he recibido por parte de todo el sector. Con su ayuda y asesoramiento hemos conseguido mucho más de lo que pensábamos a principio de la legislatura. Como director general estoy muy satisfecho por haber podido llegar a acuerdos para cerrar algunas adaptaciones a la Ley de Puertos que quedaban pendientes y espero poder también cerrar las adaptaciones de los puertos de Sóller y la Colonia de Sant Pere en breve. Hemos tenido mucho apoyo, pero ha sido por las dos partes porque hemos dado respuesta al problema de las listas de espera aprobándolas; nos hemos ocupado de las embarcaciones abandonadas en los clubes náuticos y ya estamos tramitando la gestión indirecta de su retirada. Lo primero que hicimos fue consultar con nuestros técnicos, con el sector y con los ayuntamientos para conocer las necesidades de cada puerto. Las inversiones que realizaremos con los 34 millones de euros de esta legislatura nacen del consenso y como respuesta a lo que nos ha transmitido el sector náutico.



P.– ¿Cree que la Ley autonómica de de puertos de 2005 se adapta bien a las necesidades y situación de Baleares?

R.– El sector de la náutica es muy importante y los diferentes gobiernos autonómicos han sido muy sensibles con su situación. Ports IB ha sido siempre muy receptivo y ha dado respuesta a las problemáticas que surgían. Además, contamos con instalaciones que son referente en el Mediterráneo y este trabajo es gracias a los clubes y marinas que han mejorado sus instalaciones. Nosotros, en Ports de les Illes Balears, hemos copiado la labor de los clubes náuticos. Hemos cogido como referencia su trabajo para aplicarla en los puertos de gestión directa. 



P.– ¿Cómo es la relación con el resto de administraciones vinculadas a los puertos?

R.– Tenemos una relación muy fuerte con la Autoritat Portuaria de Balears (APB). Nosotros nos regimos por una ley autonómica y ellos por una estatal, pero hemos intentado consensuar y acercar posturas y formas de actuar. La APB nos ha facilitado todo lo que les hemos solicitado. Toda la normativa de la APB la incluiremos en el Plan General. Con los consells insulares también creemos que es necesario conseguir una colaboración y una implicación por su parte. Estamos trabajando en este sentido y tanto consells como Capitanía, Costas y ayuntamientos están respondiendo de forma favorable pues el objetivo final es el de mejorar nuestros puertos sin importar los colores políticos. 



P.–  ¿Cómo integrar los puertos en el espacio urbano?

R.– Tenemos casos como el de Sant Antoni de Portmany, Ciutadella o Fornells en los que cuesta mucho delimitar qué zona es puerto y cuál es municipio. Nuestra intención es integrar las ordenanzas municipales con las nuestras. En el PG crearemos planes de uso para cada puerto. Nos hemos reunido con todos los puertos y ayuntamientos para conocer sus necesidades y qué actuaciones consideran ellos prioritarias para intentar llevarlas a cabo.



P.– ¿Que pasará con los fondeos en zonas anexas al puerto?

R.– En la redacción del Plan, uno de los temas que estudiaremos es la creación de campos de boyas, pues creemos que es una de las soluciones para optimizar nuestros puertos. Una vez redactado, buscaríamos el consenso con Costas y ayuntamientos para ver quién tiene la competencia y cómo se podría resolver el problema. Hemos solicitado a la consultora que nos haga un análisis de las zonas que serían propicias para crear estos campos de boyas y que sean gestionados por puertos. Al sector lo que le preocupa es que se creen instalaciones privadas que incrementen los precios.