SECTOR NÁUTICO

VELA OCEÁNICA

Arrestado uno de los asesinos de Peter Blake tras 15 años a la fuga

El mítico navegante neozelandés murió en 2001 a bordo del Seamaster tras ser abordado por piratas brasileños
MP

Uno de los asesinos del navegante Sir Peter Blake ha sido capturado en Brasil tras más de 15 años fugado. Jose Irandir Cardoso fue arrestado por la policía militar carioca en un control rutinario realizado en la isla de Marajo. El prófugo portaba el documento de identificación de su hermano pero fue descubierto al ser sometido a una identificación por huella dactilar.



Cardoso es uno de los piratas del Amazonas que fueron juzgados por el asesinato del navegante neozelandés Peter Blake, el 5 de diciembre de 2001. El ahora detenido, condenado a 32 años de cárcel, consiguió escapar de la justicia hace 16 años aprovechando un permiso penitenciario para pernoctar en su vivienda.



A los 53 años, Peter Blake fue asesinado de un disparo en la espalda tras ser abordado por piratas mientras realizaba unos estudios sobre el cambio climático y la polución del Amazonas para Naciones Unidas a bordo del Seamaster. Durante el asalto, dos miembros de la tripulacion de Blake recibieron heridas de arma blanca y los piratas se hicieron con un motor fueraborda y robaron los relojes de los asaltados. Ricardo Corales Tavares, el hombre que realizó el disparo mortal, fue sentenciado a 37 años de cárcel.



La leyenda de Peter Blake nació con su victoria en la vuelta al mundo, la Whitbread Round the World Race de1989-90 aunque su primera circunnavegación la realizó en la edición 77-78 de esta misma regata. El neozelandés agrandó su leyenda como uno de los mejores navegantes de la historia ostentando el trofeo Julio Verne de 1994 a 1997 tras establecer el 94 el récord de la vuelta más rápida al globo (74 días, 22 horas, 17 minutos y 22 segundos) a bordo del ENZA junto a Robin Knox-Johnston. Además, Blake fue fundamental en las sucesivas victorias kiwis en Copa América, lo que le llevó a entrar en el salón de la fama de esta prestigiosa regata en 1996.



En 1995, Blake fue nombrado caballero de la Orden del Imperio Británico y en 2000 recibió el doctorado honoris causa de la Auckland University of Technology. Solo cinco meses antes de su trágica muerte, el neozelandés fue nombrado embajador de buena voluntad del programa ambiental de la ONU.