SECTOR NÁUTICO

TRIBUNALES

Club 12 Millas recurre la renovación del Club Náutico de Ibiza

Firma la demanda el abogado madrileño Jiménez Cisneros, el mismo que emitió un informe contra la histórica entidad pitiusa para la APB y luego avaló a la empresa que pretendía quedarse con las instalaciones
J.L.M.

El abogado Francisco Javier Jiménez Cisneros ha presentado un recurso ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) en el que solicita la nulidad de los criterios del concurso (trámite de concurrencia de proyectos) que han permitido la renovación del histórico Club Náutico de Ibiza.



 Cisneros fue asesor de la Autoridad Portuaria de Baleares en la etapa en que el ingeniero y funcionario Ángel Matías, acusado de varios delitos por la Fiscalía Anticorrupción en el caso Mar Blau, ejercía como director. En 2009 emitió un informe sobre el Club Náutico de Ibiza en el que consideró que la explotación de amarres es una «actividad suntuaria» que no puede ser considerada estratégica ni relevante para un puerto, hecho que contrasta abiertamente con la actual postura de Puertos del Estado y las cifras que revelan que los beneficios de los amares y las tasas que pagan los navegantes de recreo se reinvierten en muelles comerciales para los cruceros.



En resumen, Cisneros aconsejó a la APB, a la sazón presidida por Francesc Triay, que sacara las instalaciones a concurso y no renovara la concesión del club, una de las entidades sociales más importantes de las Pitiusas. El dictamen, de 15.889 palabras, tuvo un coste para las arcas públicas de 17.400 euros.



Años después, ya en 2015, el mismo letrado avaló de su propio bolsillo el proyecto de una de las empresas que concurrieron al trámite de competencia de proyectos para quedarse con la explotación de los terrenos públicos que ocupa el Club Náutico de Ibiza. La citada empresa se denomina Club Básico 12 millas y su presidente es el ingeniero de caminos y empresario Juan Ignacio Jiménez-Casquet.



 Cisneros firma la reciente demanda en nombre de esta sociedad y la dirige contra la APB, organismo público que, curiosamente, encargó al menos nueve informes a su empresa  Asesores Urbanistas y Territoriales Jiménez de Cisneros, S.L., por valor de 139.464 euros entre 2008 y 2013.



En su escrito ante el TSJB, al que ha tenido acceso Gaceta Náutica, Jiménez Cisneros reclama la anulación de la resolución del Consejo de Administración de la APB del 3 de febrero de 2016 donde se aprobaron los criterios para la valoración de las ofertas presentadas dentro del trámite de competencia de proyectos, así como que el tribunal declare que la APB incurrió en «desviación de poder» y se le impongan las costas del proceso.



El Club Náutico de Ibiza ha dirigido también un escrito de respuesta a la demanda en el se pregunta por qué el Club Básico 12 Milllas señala que el ente público ha pretendido beneficiar a un solicitante y, sin embargo, no acude a la jurisdicción penal para denunciarlo. Concluye que la acusación no tiene base.



La representación legal del CN Ibiza asegura que si algo llama la atención en el expediente es, precisamente, el hecho de que Cisneros «haya sido asesor de la Autoridad Portuaria que convoca la licitación, emitiendo varios informes sobre la misma concesión que trata este pleito, lo cual indica que ha dispuesto de información privilegiada proveniente del mismo ente portuario, y ello sí que conculcaría el principio de igualdad y libre concurrencia, al haber intervenido directamente el representante de una de las partes en la concesión».