SECTOR NÁUTICO

CONCESIONES

El RCN Port de Pollença renueva la concesión por 35 años

El club náutico se adapta de esta forma a la Ley de Puertos y pagará un canon de 454.175 euros anuales
M.P.

El conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, presentó ayer el otorgamiento de un nuevo título concesional, por 35 años, al Real Club Náutico del Puerto de Pollença (RCNPP), que irá al Consejo de Gobierno el viernes próximo.



De este modo, el club náutico se adapta a la Ley de Puertos 10/2005 después de su aprobación por parte del consejo de administración de Ports de les Illes Balears (PortsIB) el pasado día 19 de octubre y que se ratificará viernes 27 por parte del Ejecutivo autonómico.



A la presentación del acuerdo asistieron también Andrés Nevado, concejal delegado del Puerto de Pollença del Ayuntamiento; además del presidente del Real Club Náutico, Alan Joseph Ponte; el jefe de Unidad del área de Gestión Directa de PortsIB, Nicolàs Ferrer Pons; y representantes de la Federación de Asociaciones de Amarristas de las Islas Baleares, entre otros asistentes.



Marc Pons señaló que la concesión está ligada a inversiones, “lo que garantiza su función social, la promoción del deporte y la seguridad jurídica». Con este nuevo título y las inversiones acordadas, se garantiza que el RCNPP modernice sus instalaciones y servicios y pueda continuar siendo referente también en el siglo XXI de la náutica deportiva y social de calidad a la zona norte de la Isla de Mallorca, a la vez que motor del deporte náutico, todo esto sin necesidad de ampliaciones ni consumir más territorio.



El título concesional inicial se otorgó por Orden Ministerial de 26 de mayo de 1962, posteriormente fue modificado y refundido por la ampliación del puerto con un nuevo título (el vigente) según Acuerdo de Consejo de Gobierno del 19 de febrero de 1987. Este título, como el resto de concesiones portuarias, finalizaba anticipadamente el julio de 2018 por la aplicación de la Ley de Costas de 1988, con lo cual la renovación evita el abandono de la gestión del puerto por parte del Real Club Náutico.



El nuevo título que se otorgará implica que el RCN del Puerto de Pollença se compromete además de garantizar servicios de calidad para los usuarios e impulsar la náutica social y el deporte, a abonar a Ports IB un canon de 454.175 euros anuales frente a los 20.770€ anteriores. Igualmente, se compromete a realizar inversiones por un total de 6.981.664,92 euros, de las cuales ya han sido ejecutadas obras por valor de 794.160,96 euros.



Las principales actuaciones que se realizan son la remodelación del acceso al club náutico (ya ejecutada); un nuevo travelift (ya ejecutada); mejoras en el muelle exterior y refuerzo del rompeolas; la prolongación de pantalanes para ampliar la manga; la mejora del muelle de espera; la sustitución de losas en los pantalanes; la mejora de los servicios y suministros; la construcción de nuevos edificios e instalaciones sociales, y la mejora de su eficiencia energética.



Con esta adaptación sólo falta un puerto, el de Can Picafort, para adaptarse a la Ley de Puertos de las Islas Baleares. En este sentido, hay que indicar que antes de final de año está previsto se apruebe la nueva concesión de CN Can Picafort, lo cual se finalizará el proceso de adaptación de los 29 puertos afectados por el efecto 2018.