MEDIO AMBIENTE

TRIBUNALES

Denuncia ante la Fiscalía por los vertidos en la Bahía de Palma

Santiago Fiol, abogado, navegante y ex presidente de la Federación Balear de Vela, asegura que la contaminación de las aguas podría ser constitutiva de delitos contra los recursos naturales, la fauna y flora, el medio ambiente y la salud pública. Aporta como prueba el vídeo filmado por Gaceta Náutica del emisario de Ciudad Jardín.
JOSÉ LUIS MIRÓ

El abogado y ex presidente de la Federación Balear de Vela, Santiago Fiol, ha interpuesto una denuncia ante la Fiscalía de Medio Ambiente por los continuos vertidos de aguas residuales en la Bahía de Palma. En el escrito se remite a un video grabado por el periodista Juan Poyatos para Gaceta Náutica y a las últimas informaciones aparecidas en la prensa sobre averías de emisarios y vertidos descontrolados como medio de prueba.



“De un tiempo a esta parte, especialmente en 2018, he venido observando personalmente en mis singladuras, y a través de los medios de comunicación locales, que se vienen produciendo vertidos continuados de aguas fecales en la Bahía de Palma, que han llevado a las autoridades sanitarias al cierre al baño de varias playas”, explica Fiol, quien añade: “Especialmente ilustrativo es el vídeo filmado por el periodista Juan Poyatos y reproducido a través de la página web de Gaceta Náutica en el que se observa el efecto devastador sobre las praderas de posidona que tiene el vertido de aguas fecales, plásticos y demás residuos que se vienen vertiendo de manera incontrolada”.



 



El denunciante afirma que los hechos podrían ser constitutivos de un delito contra los recursos naturales; contra la flora, fauna y medio ambiente y contra la salud pública, y pide a la Fiscalía de Medio Ambiente que proceda a la investigación de los hechos denunciados, “de los que se desconoce al autor o autores”.



Santiago Fiol, ex regatista y navegante habitual, lleva meses mostrando en las redes sociales su perplejidad por el hecho de que ningún colectivo haya denunciado los vertidos, en especial tras demostrar esta publicación que éstos provocaron la aparición de bacterias en el fondo marino en la Bahía de Palma y podrían estar detrás de la desaparición de una enorme pradera de posidonia, especie protegida por ley y por un decreto del Govern balear recientemente publicado que, sin embargo, pasa de largo por la amenaza de los emisarios y se centra exclusivamente en la prohibición del fondeo con ancla.