MEDIO AMBIENTE

MEDIO AMBIENTE

Dos proyectos para reducir los vertidos en la Bahía de Palma

Emaya invertirá 26 millones de euros en un nuevo colector interceptor general y una estación de bombeo y depósito de laminado
M.P.

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Palma ha aprobado hoy dos proyectos de Emaya que permitirán reducir en un 70 por ciento los vertidos de aguas residuales al mar que se producen los días de lluvia.



Estas actuaciones para mejorar la red de aguas se financiarán a través del canon de saneamiento de la Conselleria de Medio ambiente, Agricultura y Pesca y supondrán una inversión de 26.098.730,30 euros. La previsión es que las obras puedan empezar a finales de este año.



La concejala de Ecología, Agricultura y Bienestar Animal y presidenta de Emaya, Neus Truyol, ha destacado la importancia de esta actuación. “Reducirá el vertido de 12 toneladas de contaminantes cada vez que llueve y, por lo tanto, mejorará la calidad del agua de baño de la bahía de Palma” ha asegurado Truyol.



El primer proyecto aprobado es el colector interceptor general de gravedad desde las Avenidas hasta la depuradora del Coll den Rabassa que permitirá parar y canalizar mejor las aguas mixtas hacia la depuradora para evitar su desbordamiento en el mar. La cañería tendrá una longitud de 3,2 kilómetros,  dos metros de diámetro y estará ubicado a una profundidad de ocho metros. Las obras, que tienen un presupuesto de 18.922.676,18 euros, se harán a través de un sistema de catas y túneles que minimizarán el impacto en la calle.



El segundo proyecto es una nueva estación de bombeo y depósito de laminado que retendrá las primeras aguas de lluvia para evitar que lleguen al mar y arrastren contaminación. Con un presupuesto de 7.176.054,12 euros, tiene una capacidad de 25.000 metros cúbicos, dispondrá de cuatro bombas que podrán evacuar 12.250 metros cúbicos cada hora.



El depósito recogerá el agua de lluvia de la primera media hora, “aquella que arrastra más contaminantes”, según Truyol. Cuando acabe de llover, “la depuradora la tratará a un ritmo que puede asumir”, ha asegurado la regidora.



Truyol ha afirmado que estas actuaciones “son complementarias” del proyecto de renovación de la depuradora del Coll den Rabassa, que tiene que llevar a cabo el Ministerio de Medio Ambiente y que supondrá la remodelación de toda la infraestructura y la ampliación de la capacidad de tratamiento. Esta iniciativa tiene un presupuesto aproximado 80 millones de euros.