MEDIO AMBIENTE

MEDIO AMBIENTE

El CES da la razón a los navegantes y pide más control en los vertidos

El Consejo Económico y Social (CES) de las Islas Baleares solicita al Govern en su dictamen sobre el Decreto para la Conservación de la Posidonia que se otorgue prioridad a las acciones informativas frente a las meramente sancionadoras.
M.P.

El informe del CES, que no es vinculante, considera que la administración debería hacer un esfuerzo informativo para que los usuarios de embarcaciones y la población en general conozcan, a través de puertos, clubes náuticos, oficinas de información turística y ayuntamientos, las condiciones de protección y fondeo en las zonas no portuarias. 



El CES, que recomienda incorporar al Comité Posidonia a organizaciones empresariales y sindicales de Baleares, afirma que entre las actividades prohibidas, que se recogen en el artículo cuatro del decreto, se debería hacer referencia también a cualquier vertido o emisario que no cumpla la normativa vigente



Además, el dictamen señala en sus conclusiones su preocupación por el impacto ambiental que causan sobre las praderas de posidonia los vertidos de los emisarios submarinos y afirma que sería aconsejable establecer un plan integral de control y un plan de mejora con la creación de las infraestructuras necesarias que cuente con una financiación adecuada y unos plazos de ejecución concretos. 



El informe elaborado por el CES supone un respaldo a las tesis defendidas por los navegantes que solicitan al Govern un mayor consenso para aprobar el decreto, que proteja a esta planta de todas las amenazas y que se garantice el libre fondeo sobre arena.



En este sentido cabe recordar que el mes pasado se presentó un estudio de elaborado por Tecnoambiente a petición del sector náutico en el que se señalaba que los vertidos constituyen el «impacto más importante» que soporta la posidonia.  En este apartado se incluyen no sólo las aguas mal depuradas que se bombean a través de los emisarios submarinos, sino que cabe tener en cuenta también los vertidos de salmuera procedentes de las plantas desalinizadoras y las operaciones de dragado en zonas sensibles.



Las tesis de los usuarios náuticos son compartidas por el Partido Popular (PP) que mañana, martes 8 de mayo, presentará en el Parlament una iniciativa en la que pide al Govern que tenga en cuenta todas las consideraciones del CES. La iniciativa, presentada por la diputada Margaret Mercadal, insta a que la nueva norma trate por igual todas las amenazas a la posidonia, independientemente de su origen.



El PP también reclama que el fondeo sobre arena sea libre y gratuito y que los ingresos del impuesto turístico se dediquen mayoritariamente a la mejora de depuradoras, desaladoras y emisarios.