MEDIO AMBIENTE

PELILLOS A LA MAR

Ecolojetismo y posidonia

Los ecologistas de Baleares se ponen de perfil cuando se les demuestra que una de las mayores amenazas para la posidonia son los vertidos de las depuradoras que gestiona Més desde la Conselleria de Medi Ambient.
TOMEU CAPROIG

VERDAD INCÓMODA. La caradura de las entidades ecologistas de Baleares (en lo sucesivo ecolojetas) alcanzó su máximo grado de rigidez en la magnífica charla organizada por la Asociación de Navegantes Mediterráneo en la sala magna del RCNP el pasado 26 de febrero.  Los goberos, terraferidos y demás iluminados se pusieron de perfil cuando empezaron a aparecer en pantalla los datos que demuestran que una de las mayores amenazas para la posidonia son las tuberías submarinas que arrojan al mar las aguas grises de los pueblos y ciudades de Baleares, cuya gestión es responsabilidad del gobierno autonómico y de los ayuntamientos. Una verdad incómoda que se interpone en la satanización de los navegantes. Qué pena que la defensa del medio ambiente en Baleares esté acaparada por esta pandilla de sectarios. 

UN VALIENTE Y UN COBARDE. Hay que reconocer la valentía del director general de espacios naturales, Miquel Mir, de dar la cara ante los navegantes a los que criminaliza su decreto de la posidonia (más conocido como decreto contra el fondeo); valentía que es directamente proporcional a la falta de gallardía, por no llamarlo otra cosa, del conseller Vidal, que desaprovechó una ocasión de oro de ganarse al menos el respeto personal de muchos usuarios del mar que desaprueban su política. No estuvo a la altura de su cargo.



EL SESGO DE IB3. ¿Y qué decir de nuestra querida televisión pública, IB3, la de los 30 millones de euros anuales, que, pudiendo cubrir el acto con un mínimo de rigor, se limitó a entrevistar al director general para que diera su versión unidireccional del asunto?



MUY BIEN ADN. Quedémonos con la parte de buena. Los navegantes han demostrado que están organizados y dispuestos a defender sus derechos. ADN, la asociación creada por Juan Poyatos para luchar contra los abusos del poder, está en buenas manos. Biel Dols está siendo un presidente trabajador y comprometido. El acto del RCNP fue una demostración de fuerza de un sector que no se deja pisotear por el ecolojetismo rampante.