MEDIO AMBIENTE

MEDIO AMBIENTE

La APB medirá la contaminación del aire en el puerto de Palma

Ha instalado con la colaboración de la UIB una red de sensores que controlarán la contaminación y el ruido en para estudiar el impacto ambiental de la actividad portuaria.
MALLORCA PRESS

Esta red, conocida como SmartSensPORT-PALMA,  nace del acuerdo firmado el mes de julio entre la APB y la UIB por el que esta última se ha encargado de realizar el estudio técnico para la instalación de estos aparatos de medida en los puertos de interés general de Palma, Alcúdia, Maó, Eivissa y la Savina, así como analizar los datos obtenidos en el puerto de Palma.



Esta primera red está formada por ocho dispositivos que se han colocado en el Dique del Oeste, la torre de señales y faro de Portopí, la Estación Marítima número 3, la dársena de Can Barbarà, el parque de sa Quarentena, el Contramuelle-Mollet, Muelles Comerciales y la sede histórica  de la APB.



El momento elegido para iniciar estas mediciones coincide con los meses de máxima actividad portuaria en cuanto a presencia  de buques en el puerto palmesano, para así conocer  las cotas máximas del impacto que dicha actividad genera en el aire. La toma de muestras se desarrollará durante un año.



Una vez finalizado el estudio, un equipo investigador pluridisciplinar de la UIB coordinado por el doctor Bartolomé Alorda, analizará los datos obtenidos en este puerto, con el objetivo de correlacionar los niveles de contaminantes en el aire y el nivel de contaminación acústica con la actividad generada en el puerto, y como esta afecta a la ciudad.



El presidente de la APB, Joan Gual de Torrella ha declarado que “queremos conocer el impacto ambiental de la actividad del puerto y de su alteración estos meses por el incremento de cruceros y estudiar con el rigor de la UIB cómo afecta a la ciudad para poder tomar decisiones”.



Por su parte, el rector de la Universidad, Llorenç Huguet, ha añadido que “el equipo encargado del estudio es un equipo interdisciplinar y sus especialistas permitirán elaborar un análisis profundo y riguroso del comportamiento medioambiental del puerto”.



La inversión realizada por la APB para la compra  y colocación de estos sensores ha sido de algo más de 40.000 euros. La instalación de los sensores ha corrido a cargo de la empresa Mallorca Wifi. La intención de la APB es de extender esta experiencia al resto de los puertos de interés general de las Islas Baleares.