MEDIO AMBIENTE

CONTAMINACIÓN

EMAYA dice que el vertido fue para reparar una tubería y duró 8 horas

La empresa municipal responsable del tratamiento de aguas señala que el vertido fue puntual y estuvo ocasionado por unas obras de reparación en una tubería impulsora.
MALLORCA PRESS

El pasado sábado se produjo un nuevo vertido de residuos fecales en la Bahía de Palma. En esta ocasión, la expulsión se produjo a través de una tubería submarina situada a poco menos de 500 metros de la bocana del Club Marítimo San Antonio de la Playa, a muy poca distancia de la playa, y fue captada en vídeo por un navegante que se encontraba en la zona con su lancha neumática.



Según ha explicado Jaume Femenias, director del Ciclo del Agua de Emaya, el vertido se debió a unos trabajos urgentes de reparación en la tubería de impulsión que conecta la principal depuradora con la ciudad.



Para que los trabajadores de EMAYA pudieran llevar a cabo la reparación de esta tubería subterránea, se tuvo que vaciar y de esta forma, durante unas ocho horas, las aguas fecales sin depurar se desviaron por una compuerta y se lanzaron al mar por el emisario de Can Pastilla, que era el más próximo a la zona donde se había producido la rotura.