ECONOMIA

En Baleares operan un total de 2.722 embarcaciones legales de chárter

La cifra casi se ha duplicado en los últimos años y desde la patronal APEAM alertan de la competencia desleal que suponen los alquileres “piratas”.
M.P.

La Dirección General de Puertos y Aeropuertos de la Consejería de Territorio, Energía y Movilidad ya dispone en su página web de un registro público para consultar los barcos que se dedican al chárter náutico. Actualmente, hay 2.722 embarcaciones inscritas, los propietarios de las cuales han hecho la declaración responsable para ejercer esta actividad.



La creación de este registro está regulada por el Decreto 21/2017, de 5 de mayo, que ordena la actividad de alquiler de embarcaciones y barcos de recreo a puertos o puntos de la comunidad autónoma de las Islas Baleares. La declaración responsable habilita para alquilar embarcaciones desde el día en que se presenta y durante dos años, al finalizar el plazo se tiene que renovar la licencia.



El acceso al registro permite tanto a los clientes de estas embarcaciones, como otros empresarios del sector, así como a miembros de los cuerpos de seguridad y de la Agencia Tributaria, asegurarse que los propietarios de los barcos han presentado la correspondiente declaración responsable para ser arrendados. El registro es una herramienta para dotar la actividad de transparencia y garantías y los datos se van actualizando periódicamente.



La mayor parte de las embarcaciones inscritas son del estado español, pero también hay británicas, alemanas, y extracomunitarias. Estas últimas tienen que cumplir el requisito de tener más de 14 metros de eslora, al contrario que las de los países de la UE, que no tienen esta limitación.



El director general de Puertos y Aeropuertos, Xavier Ramis,  se reunió ayer con el presidente y directivos de la Asociación patronal de empresarios de actividades marítimas de las Islas Baleares (APEAM), Miquel Puigserver, Santiago Mayol, Miquel Moranta y José María Jiménez, además de representantes de Ports de les Iles Balears, para recoger sus impresiones e inquietudes en relación a la actividad del chárter náutico los últimos meses.



Según explicó Xavier Ramis, el número de embarcaciones registradas ha aumentado un 86% los últimos años, al pasar de 1.462 en 2012 a 2.728 al finalizar 2017.



En la reunión se acordó incrementar las medidas de coordinación entre las administraciones implicadas en el control del sector del alquiler de barcos, que ahora están repartidas entre Demarcación de Costas, Capitanía Marítima, Guardia Civil y Comunidad Autónoma. También tiene competencias la Agencia Tributaria cuando se trata de infracciones fiscales.



Los representantes de APEAM destacaron que el mayor problema al que se enfrentan es la competencia desleal por las actividades ilegales, fuera del control administrativo.



La Dirección general de Puerto y Aeropuertos ha abierto 60 expedientes sancionadores los últimos tres años, la mayor parte por cuestiones graves que comportan sanciones entre los 500 y los 10.000 euros. Los casos muy graves, que implican problemas de seguridad, corresponden a Capitanía Marítima y contemplan sanciones de hasta 100.000 euros.



Las partes se volverán a encontrar el próximo mes de noviembre para acordar medidas más concretas que puedan ayudar a una mayor efectividad en el control de la actividad ilegal de las embarcaciones, para que estén plenamente vigentes el próximo verano. Según el director general de Puertos y Aeropuertos, Xavier Ramis, “el objetivo es trabajar coordinadamente con la Administración del Estado y las asociaciones empresariales para mantener el alto nivel de calidad en uno de los sectores primordiales de la actividad turística”.