A CONTRACORRIENTE

 

Turistas, go home

Tengo un buen amigo que me ha remitido un e-mail para alertarme que el GOB ha emprendido una nueva campaña (llamada OveBOOMking) con la que pretende denunciar «la turistización total y absoluta de las islas».

Asevera esta entidad ecologista que «la saturación turística que padecemos invade y degrada todos los rincones del archipiélago y nos lleva a un colapso ambiental y social». Ahí es nada. Aunque, entre otras estupideces también añade sus dos consabidas perlas: «los recursos hídricos y acuíferos están totalmente explotados y las embarcaciones arrasan el litoral». Y, ¡tachán!, anuncia que «la UE será el objetivo del GOB de cara a hacer llegar a  los europeos  la situación de alarma ambiental en que se encuentran nuestras islas y para advertirles que deben ayudarnos a desturistizar nuestra economía». Tal cual. 



O sea. No contentos con seguir protegiendo más a los animales que a las personas ahora ésta inefable panda de comehierbas pretende arruinarnos a todos para con ayuda europea echar a los turistas de Baleares. Creo que algún alma caritativa debería hablar con estas personas y recordarles que desde principios de los años 70 en Baleares vivimos gracias al turismo y que antes de que este se masificara y viniera a las islas éramos pobres y que por serlo emigrábamos.



Pues bien, a pesar del superéxito de su payasada del pasado día 20 de mayo, en la que participaron en total 200 de sus socios, desfile en el que gritaban a los turistas que se fueran de las islas, conviene al menos preguntarnos ¿por qué toleramos tantas tonterías a esta gente?  



Dejando a un lado que el GOB no es una entidad científica oficialmente acreditada, que únicamente es una asociación ecologista del montón.  Dejando a un lado que entre sus miembros no hay ni un solo empresario y que ninguno de sus socios es conocido por haber creado un solo empleo, yo me pregunto si no va siendo momento de exigirles a los simpatizantes del GOB que pongan por primera vez también su propio dinero (no el que le damos a través de subvenciones) en crear hospitales, centros de asistencia social, zonas deportivas, y en las decenas de otras cosas en la que todos, excepto ellos, lo invertimos.



Digo yo, que una vez sepan lo que es ganar dinero, y crear puestos de trabajo, entonces, se darían cuenta de lo que deben hacer. Por ejemplo, entregar sus criminales premios Ciment a quienes de verdad se lo merecen. ¿Por qué quieren dárselo al Club Náutic de Portocolom por construir una rampa deportiva para sus equipos náuticos infantiles? ¿Por qué quieren dárselo también a Red Eléctrica de España por facilitar la acometida energética que las Baleares necesitan y sobre la que jamás se han preocupado nuestros políticos? Muy raro, no.  



¿Por qué, ya puestos, no se lo dan a la diputada Joana Campomar, que ha gestionado  los recursos hídricos de Baleares un montonazo de años, los mismos recursos que el GOB ahora criminaliza? ¿No será acaso porque esta señora es una destacada miembra del GOB que durante su paso por la conselleria de Medi Ambient no se preocupó de ellos? Pues va a ser que sí, que esta es la razón. ¿No es así, señoraCampomar? ¿Puede explicarnos por qué pudiendo haber dotado de unas buenas redes hídricas a Baleares usted no hizo nada al respecto teniendo como tuvo año tras año sobrado presupuesto oficial para hacerlo?



¿Quiere que hablemos de las depuradoras y de los cientos de millones de toneladas de aguas residuales que anualmente usted autorizaba lanzar directamente a los barrancos y al mar contaminando todo nuestro litoral. Así que dígale a su amado GOB que no hace falta que vaya a denunciar nada a la UE, porque ya la presidenta Armengol, el vicepresidente Barceló y el conseller Vidal reconocieron el año pasado y este mismo año en la Feria Turística de Berlín que desde hace más de 20 años tiramos toda la mierda de nuestros habitantes en nuestras calas y playas. Y que dadas las deficiencias de nuestras redes hídricas todavía lo seguiremos haciendo, según el Govern, cinco años más.    

 



 

Quiere tomarnos el pelo

Muchas veces me han preguntado por qué critico tanto a los políticos en estos artículos. Y siempre digo lo mismo. Que no es por afán de notoriedad, sino simplemente porque no me da la gana que los políticos me mientan, que prometan lo que sabemos que no pueden cumplir, o pudiendo hacerlo, por manías o prejuicios partidistas, también sabemos que no van a hacer.


 

Igual no va a ser

Voy a repetirlo alto y claro por si alguien todavía no lo ha entendido. La renuncia del Club Marítimo del Molinar a seguir luchando por su supervivencia como entidad deportiva con instalación portuaria propia significa, véase como se quiera ver, su desaparición tras 100 años de permanencia en la historia náutica de Baleares.


PROMOCIÓN

La pasión de los turistas náuticos

Supongo que ya están enterados, pero si no lo están van a chamuscarse con las declaraciones efectuadas por Pere Muñoz, presidente de la Agencia de Turismo de Baleares (ATB).


PROMOCIÓN

El Consell de Mallorca no sabe nada de turismo

Con las cosas del comer no se juega. Sobre promoción turística está todo escrito. Lo de promocionar Mallorca con dibujos de cómic -magníficos en cuanto a su ejecución, por cierto- es un "gorgorito cultural". Nada más.


 

La última chorrada de la Generalitat: el inexistente Mar Catalán

El Institut Nova Historia (INH) financiado por el gobierno catalán es una fábrica de ficción histórica. Su última ocurrencia: convertir el Mar Balear, cuyos límites fijaron los romanos, en el el Mar Catalán. Y se quedan tan anchos.


 

Déjennos navegar en paz

Ya saben ustedes que una de mis habituales protestas en esta página es la de denunciar las exageraciones medioambientales de los grupos ecologistas y también las tronadas alarmistas al respecto en los titulares de las noticias que dan eco a dichas declaraciones.

 

El ‘ecobatiburrillo’

El mes pasado me encantó el magnífico artículo que escribió Biel Morell en El Mundo en el que objeta el reportaje en dicho medio y en el que se provoca a los lectores repitiendo en recargados titulares las extremadas declaraciones que realizó el ecologista y biólogo formenterense Manu San Félix y en las que éste culpabiliza a «los barcos de recreo de acabar con el ser vivo más grande del mundo», en referencia a la posidonia, y de amenazar, nada más ni nada menos, «el equilibrio ecológico del Mediterráneo».

 

Una sanción para el Govern

No se lo van a creer pero es cierto. Pocas veces el caradurismo de nuestros políticos ha quedado públicamente tan en evidencia como hace unos días.

 

El culebrón de Talamanca

El año pasado les hablaba en esta página de Vicenç Vidal, el conseller de Medio Ambiente que acusó a los navegantes de ser los responsables de la destrucción de la posidonia en Baleares, y en concreto, de ser los culpables de los vertidos fecales que se producían en Cala Talamanca a causa de las numerosas roturas que, según él, ocasionaban con su descuidado anclaje sobre el emisario submarino ubicado sobre la protegida pradera de posidonia de su fondo.

 

El panfleto político de Antoni Noguera

El autor crítica la postura del teniente de alcalde de Urbanismo ante la ampliación del Marítimo del Molinar. Le acusa de tener "prejuicios ideológicos" y de no entender el término "gentrificación".

 

Colón no descubrió América

Pocos misterios son tan grandes como la primera representación cartográfica de América. Un mapa, en realidad un planisferio, publicado en 1507 por Martin Waldseemüller, en el que aparece el continente americano en toda su extensión apenas quince años despues de la llegada de Cristóbal Colon el 12 de octubre de 1492 a las Bahamas.


 

Molinar: el mundo al revés

Es preocupante la obsesión que muestran los políticos municipales de Més y el PSOE, encabezados por el regidor de Urbanismo, Antoni Noguera, hacia el Club Marítimo del Molinar, entidad sin ánimo de lucro dedicada desde hace 99 años a la pesca y la náutica recreativa.


 

Bla, bla, bla

Ya he comentado un montón de veces en estas líneas que no tenemos los políticos que nos merecemos. O sea, gente preparada y con claros objetivos. También he manifestado en otras ocasiones que para presentarse a las elecciones los candidatos han de estar diplomados en sentido común y en prudencia, dos títulos que nos garantizarían que en el decurso de una legislatura no nos iba a dar vergüenza ajena escucharles, ni tampoco un soponcio catatónico, al menos hasta los siguientes comicios.

 

El ‘conseller posidonio’

Todos sabemos que se produce una contradicción cuando afirmamos algo totalmente opuesto a lo que hemos afirmado con anterioridad sobre una cuestión, y también que, generalmente, las personas que no sostienen lo mismo en idéntico contexto suelen evidenciar una alta tendencia a mentirnos.

 

Fuimos esclavistas y piratas

Me ha encantado el virtuoso desdén con el que don Gabriel Barceló zanjó hace unos días su salida de Fundatur. Desilusionado por el personalista comportamiento de algunos de sus miembros y cansado de la oposición mostrada a su proyecto de llevar adelante un museo marítimo en la capital de Baleares, don Gabriel tuvo la acertada brillantez de marcharse tras mostrarles su asombro de que una fundación apellidada Turística y Cultural le diera la espalda a una parte tan importante de nuestra historia, como es la vinculada al mundo del mar.

 

¡Navegantes, rebelémonos!

"Vistámonos con una camiseta azulada y reunamos miles de firmas en todos clubes náuticos y marinas y démoselas a Morell para que el Govern se entere de que no puede seguir coartando nuestra libertad"