APAREJO DE FORTUNA

 

Retenido en puerto

Jaime Darder
Esta es la historia de un jubilado francés que fue retenido por ¡darse a la fuga a vela! tras una colisión con un pesquero y cuyos derechos más elementales fueron conculcados de manera flagrante por las autoridades españolas

El barco retenido en el puerto de Tarragona con su armador de espaldas en la cubierta. Foto: Pere Ferré / Diari de Tarragona



No podemos seguir al albur de interpretaciones de la normativa, disparidad de criterios entre capitanes marítimos, etc. La náutica recreativa debe estar en manos de navegantes experimentados y de funcionarios que sepan de qué están hablando y qué materia están regulando.



Ahora permitidme una pequeña historia para justificar esta afirmación.



Eres un jubilado francés con un velero de 10 metros de eslora de bandera del mismo país, sales por la mañana del puerto de Vilanova, navegas a vela hacia Valencia. Tras un par de horas, compruebas que el mar está libre, sólo hay un pesquero en la distancia y bajas a la mesa de cartas a fijar tu posición para anotarla en el libro de bitácora.



Súbitamente, oyes un motor, sales cubierta y compruebas que estás a punto de estamparte contra ese mismo pesquero que ha virado y viene por estribor sin marcas de estar faenando, haces un viraje de emergencia y acabas con un pequeño golpe entre ambas aletas, él no hace nada por evitar la colisión. Arrías velas, y te quedas cerca de él, te hace señas y parece que te indica que todo bien y puedes seguir.



Reemprendes el camino a vela, a unos cuatro ó cinco nudos de velocidad, al rato te sobrevuela un helicóptero de Salvamento Marítimo, te pide el nombre del barco, el tuyo y tu destino… Se lo das. Una hora después te aborda una patrullera de la Guardia Civil y te dice que estás acusado de infracciones diversas y acabas retenido en el puerto de Tarragona. ¡El patrón del pesquero te ha denunciado!



El capitán marítimo te echa la bronca del siglo, inmoviliza tu barco y te impone una elevada fianza, no hay traductor ni se avisa a tu consulado o a la embajada, te toman declaración y el instructor del expediente hace las veces de intérprete... Te acusan de no mantener una vigilancia adecuada, no haber dado tus datos al otro patrón, vulnerar el RIPAM y darte a la fuga. Podrían haber añadido que a velocidad de tortuga ¿Qué haces?, ¿cómo defenderte? Estás en un país extranjero, retenido en un puerto y con muy poco dinero.



Un amigo que vive cerca acude en tu ayuda, el tema salta a los foros de navegantes y a la primera plana de un diario donde se te acusa de irresponsable y poco menos que de hundir el Titánic.



Recabas ayuda para pagar la fianza, localizas un abogado, liberas tu barco y a esperar.



Tu abogado advierte que algo no encaja en las declaraciones del patrón del pesquero, formula alegaciones y propone prueba, se dicta propuesta de resolución con sanción dineraria, atribuyéndote faltas graves y denegando la práctica de la prueba propuesta.



Se formulan las alegaciones finales, entre ellas la de indefensión puesto que no hubo un traductor neutral y se inadmitieron sin fundamentación alguna las pruebas propuestas.



La resolución final archiva el expediente porque en la instrucción se han conculcado tus derechos, pero sin analizar lo ocurrido, y se dispone que te devuelvan el dinero y punto.



Este es el calvario sufrido por un cliente mío, ha durado un año y ha terminado más o menos bien para él pero, ¿y los gastos y perjuicios sufridos?, ¿qué ocurre con quienes se han pasado por la piedra los derechos de una persona? ¿Qué pasa con el descrédito sufrido por nuestras autoridades marítimas en foros de navegantes internacionales? Algo así sólo puede pasar en una república bananera, y aquí, donde un capitán marítimo manda más que el almirante en jefe de la flota de los Estados Unidos.



Tal vez sea el momento de revisar las potestades de los capitanes marítimos, quienes pueden dictar la retención de un barco ante la mera presunción de comisión de una infracción, y ya espabilarás para demostrar que no la has cometido, aunque es frecuente que te inadmitan proposiciones de prueba.



Sigo pensando que es necesario establecer un organismo específico para la regulación y control de la náutica recreativa y que también sería necesario que este tipo de resoluciones tan brutales fueran judicialmente revisadas de modo inmediato.



 

Melonadas

Dos "curiosas" maneras, por no usar otro adjetivo, de interpretar normativas marítimas


CRÓNICA

La depuradora de Palma arrasa 500 hectáreas de posidonia en la bahía

Un estudio encargado por el sector náutico revela el desastre ambiental de los emisarios


OPINIÓN

Un parche para Formentera

Hace tiempo escribí «bobos motorizados», arremetiendo contra quienes se dedican a navegar a alta velocidad cerca de embarcaciones fondeadas, con el peligro que ello supone para sus ocupantes.

 

Motivos para el cabreo

He intentado escribir un artículo ligero o anecdótico, pero las cosas que veo en la mar me lo impiden

MEDIO AMBIENTE

¿Traidores o bipolares?

Hoy vengo con la gorra de navegante, recién incorporado (una vez más) a la junta directiva de la Asociación de Navegantes de Recreo (Anavre) como coordinador de Baleares. Ya es que no soy un apache, porque, en tal caso, además iría con pinturas de guerra y profiriendo alaridos capaces de helar la sangre a cualquier incauto rostro pálido.


 

Esto no es serio, ¿o sí?

"El Mediterráneo, cuando se cabrea, tiene malas bromas y ustedes sólo se preocupan de Ports IB a la hora de renegociar los cánones de los puertos de gestión indirecta"


ASESOR JURÍDICO

Ni se le ocurra alquilar su barco como vivienda vacacional

Mucho ojo, porque si está matriculado en lista séptima (uso privado sin ánimo de lucro), le puede caer una multa de más del doble de su valor de mercado


 

Sombrillas y megayates

Domingo de agosto, la familia Cebolleta llega a la playa equipada de la parafernalia habitual: sombrillas, toallas, mini iglús de esos para echarse la siesta a la sombra, nevera, fiambrera y demás. Desfilan disciplinadamente hasta «su parcela», localizada por el benjamín de la familia en funciones de explorador, con la idea de pasar un estupendo día de verano. Se instalan ocupando la «parcelita» con toallas, sombrillas, etc… y hacen precisamente eso, disfrutar del día.

 

Bengalas, heces y otras sandeces

Este mes de agosto no he tenido vacaciones, he permanecido a los mandos de mi mesa de despacho, algo que ya viene siendo una mala costumbre en verano. Si nada falla, cuando ustedes lean este artículo, yo estaré pasando unos días en Formentera gracias a la regata Palma-Formentera-Palma, en la que participaré a bordo del Bulla-Nautiservice.

 

Brexit... ¿y ahora qué?

El Reino Unido abandona la Unión Europea y esto tendrá consecuencias, algunas de ellas en el sector náutico. Por aquí abundan las banderas británicas y multitud de empresas constituidas por británicos, desde firmas de brokerage hasta mantenimiento ochárter.


 

Fallece Philippe Jean Loubet “Pipe”, ex-delegado de Anavre en Mallorca

Philippe, Pipe para los amigos, fue socio fundador de Anavre y delegado de la Asociación en Mallorca y coordinador para Baleares, además de un experimentado navegante con decenas de miles de millas a sus espaldas, tanto como profesional como en navegación de crucero.

 

Una PalmaVela muy especial para mí

Para empezar, ha sido especial porque he podido participar, otros años no podía hacerlo por coincidir con el Salón Náutico, así que o estaba en el stand de Anavre o, estos últimos, en el de Nautiservice.

 

Asociaciones de navegantes

A raíz de mi reciente nombramiento como Delegado para Mallorca de ANAVRE (Asociación de Navegantes de Recreo), una de las pocas asociaciones usuarios de náutica de ámbito nacional en España, me preguntaba si realmente el asociacionismo sirve para algo en el ámbito de la náutica de recreo.

 

Se han golpeado la cabeza

O bien se han dado cuenta de que así no se puede continuar tras meses, años, en que el sector náutico y los navegantes no hacemos más que reclamar un trato justo por parte de la Administración o, al menos, que sean conscientes de que navegando no hacemos daño a nadie y de que el mar es vital para nosotros, surge un rayo de luz, tal vez incluso de esperanza.

 

Ecologistas con sentido común

Quienes me leen ya sea en prensa escrita o en redes sociales conocen mi opinión acerca de los llamados «ecolojetas», es decir, quienes no hacen más que pregonar el fin del mundo y la vida en nuestro planeta y, al final, lo que pretenden son cosas como, por ejemplo, forrarse montando una asesoría de fondeos, cobrar por fondear en arena para «proteger la posidonia», o montarse un lobby con estructura empresarial y vivir de narices… Unos golfos que se amparan en la tan manida «corrección política» para vivir a costa nuestra.

 

Pobretones, fuera del agua

Si no eres rico, ¿qué puñetas haces navegando? Eso es lo que deben pensar nuestras autoridades locales, autonómicas y estatales… cada día estoy más seguro.

 

La tardía promesa del señor Rodríguez Valero

6:00 HRB, hemos recorrido 76 millas en seis horas y estamos a otras 70 de Cabo Verde a bordo del Ocean Phoenix. Gracias a nuestro sistema de voto por correo no pude emitir el mío en las elecciones del 20 de diciembre, pero no dejo de pensar en la situación política de nuestro país y la desvergüenza de quienes nos gobiernan, sean del color que sean, cuando de captar votos se trata. Si no estoy enfadado es porque estoy donde estoy, no porque no tenga motivos.

 

Ocean Phoenix, sueño hecho realidad

Vivir tu sueño y hacer realidad los de otros suena a mito, pero hay tipos que lo consiguen y encima logran que te lo pases bomba ayudándoles. Es el caso de mi cliente y hoy amigo Juan Luis Serra, un tipo majo como pocos y por cuyas venas no corre sangre, sino agua salada. A finales del pasado mes de junio me llamó, necesitaba asesoría en la compra de un velero…


 

Carroñeros a la vista

El pasado 18 de agosto leí con estupor un artículo publicado en el diario Información de Alicante en el que se afirmaba que la falta de mantenimiento podía ser la causa de muchos de los siniestros que están sufriendo las embarcaciones de recreo este verano. El estupor no lo produjo algo que es obvio, sino que la fuente de tal afirmación eran las empresas del sector y Salvamento Marítimo.

 

Los bobos motorizados

Estás fondeado, disfrutando de un precioso día de mar con tus amigos, novia, novio, mujer, familia, da igual. Sol, musiquita, aperitivo, brisita, mar plano, tranquilidad. Súbitamente el barco se convierte en una coctelera. ¡Sálvese quien pueda! Bebidas derramándose, platos corriendo, alguna caída...

 

Una de puertos

Cuando supe que la náutica de recreo generó en 2014 el 46% de los ingresos de la APB se confirmó algo que era un secreto a voces. El sector más importante en los puertos no son los cruceros, ni los pescadores, ni los cargueros.