ENTRE EL CIELO Y LAS OLAS

VENDÉE GLOBE

Un héroe español en la madre de todas las regatas

PIPE SARMIENTO
Costa ha contado con un presupuesto de 300.000 euros, menos de un diez por cien que los barcos más punteros.

Mientras que la mitad de la flota, aquellos que pretenden ganar la regata, gastarán cerca de cuatro millones de euros, barco incluido, y el resto de participantes no bajan del millón a base de alquilar barcos más antiguos, nuestro compatriota Didac Costa apenas cuenta con 300.000 euros, que ha conseguido a través de créditos y ayudas de amigos: todo lo demás, y para superara este reto casi inhumano, lo debe poner él: coraje, ilusión, afán de superación, y un poco de locura.



A los españoles nos cuesta más que a nadie sacar adelante proyectos deportivos que no tengan al fútbol como protagonista. Por poner un ejemplo: si en el popular ciclismo, de gran seguimiento en nuestro país, solo contamos con un equipo protour, es lógico que en nuestra actividad de mar, tan maltratada por la clase política, sea endiabladamente difícil conseguir ayudas, dado, además, el nulo seguimiento que se hace de las regatas oceánicas en los medios de comunicación.

Recuerdo, con bochorno y tristeza, la implicación política en una de las ediciones de la Globe cuando J.L.Ugarte participó en 1992  con su barco BBK Euskadi-Europa 92, en clara alusión a que el país vasco era Europa pero no España.



Por eso, cuando llegamos a Les Sables, comprobamos los fastos que había montado el Gobierno Vasco con políticos y enormes carpas donde se repartían catálogos del Pais Vasco escritos en euskera, francés e inglés, sin que apareciese el español por ningún lado. Algo surrealista que tuvo perplejos a los organizadores galos, y que provocó que mi mujer y yo nos quejáramos al equipo del marino español, obteniendo como respuesta que, solo respetando las estrictas  condiciones del Gobierno Vasco habían logrado obtener el dinero necesario para comprar el velero y participar en la prueba. Vamos, clase política nacionalista en estado puro.

Sin embargo, cuando diferentes colectivos del País Vasco pidieron el preciado premio Príncipe de Asturias para el navegante vasco, argumentando que había terminado tan durísima regata con más de 60 años, lo que seguramente era muy merecido, nunca se le concedió, pues, en las altas esferas del deporte español y entre los navegantes que nos sentimos orgullosos de representar a nuestra nación seamos catalanes, vascos, mallorquines o extremeños, había un gran malestar por esta forma repugnante de actuar del Gobierno Vasco, que se aprovechó de un acontecimiento deportivo internacional para hacer daño a nuestro país y reivindicar derechos que, en todo caso, debía exponer en otros foros.

Sí, amigos esta, entre muchas otras, es la triste historia de nuestros héroes; hombres y mujeres que deben luchar contra los idiotas, los corruptos y toda la banda de restriega patrias que caben en nuestra geografía nacional. Pero el abandono también lo han sentido muchos otros grandes deportistas, entre ellos Mireia Belmonte, Carolina Marín o Javier Fernández, nuestro extraordinario patinador, por solo citar a unos pocos. Por eso, Didac al menos contará con el apoyo y el  reconocimiento de toda la gran familia de la mar, y así se lo haré llegar en Francia, además de prometeros una larga entrevista para Gaceta.



ANÁLISIS

Coto definitivo a los piratas del patrimonio sumergido

La nueva Ley de Navegación Marítima hubiera impedido el saqueo de Odyssey


OPINIÓN

El valor de la libertad

"Gaceta Náutica ha sabido preservar y proteger para sus lectores la esencia del periodismo: verdad, libertad e independencia"


 

Las concesiones administrativas deben ajustarse a la ley

La reciente sentencia del Tribunal Supremo anulando la concesión al Club de Vela de Andratx es un aviso para aquellos que se empeñan en jugar con lo público como si solo perteneciese a una elite de funcionarios y políticos.


SEGURIDAD

Arneses y chalecos, incómodos pero vitales en solitario

La reciente muerte del navegante Francisco Puxol, cuyo cuerpo fue encontrado por un pesquero que faenaba cerca de la playa de Alcanar, en Castellón, vuelve a poner sobre la borda los peligros de la navegación en solitario aunque sea costera.


LEGISLACIÓN

Nueva norma ilícita de la Marina Mercante

El Decreto Ley de 14 de octubre de 2014 sobre la regulación de los títulos náuticos, introduce de «tapadillo» por medio de una disposición adicional, la quinta, que las autoridades españolas puedan exigir títulos a los patrones de embarcaciones de recreo con banderas extranjeras en base a su lugar de residencia o nacionalidad.


INFRAESTRUCTURAS

Necesitamos más rampas

Estas instalaciones son la única salida que le queda a la gente para disfrutar de la mar, pero hay pocas, carecen de aparcamiento o son caras.


SEGURIDAD

La vuelta al mundo demuestra que la mar es un gran basurero

Cinco de los siete veleros retirados de la Vendée Globe han sufrido impactos con objetos flotantes no identificados, un problema frente al que casi nada se puede hacer


NÁUTICA

El rotundo éxito de la náutica de recreo francesa

Un millón y medio de personas han visitado el puerto de salida. Trescientos colegios han llevado a sus chavales para explicarles la hazaña de quienes participan, e influir en una educación basada en el coraje y la superación de uno mismo como base para su desarrollo en una vida que, con toda seguridad, no será fácil.


VENDÉE GLOBE

La regata de las regatas

Han pasado 27 años desde que asistí a la salida de la primera Vendée Globe en las Sables d’Olonne en Francia y la verdad es que, en esta ocasión, como corresponsal de Gaceta Náutica y con 64 años a mis espaldas repletos de vida y de mar, siento la misma ilusión que entonces, pues se trata de la regata de regatas, de la prueba deportiva más dura del mundo; de una delicada combinación de destreza deportiva y un contundente control de las propias emociones.


 

Las «superolas» del Golfo

Hay dos libros que han tratado de los temporales en el Golfo de León, lugar de la desaparición del velero Sirius, y que suelen ser recurrentes a la hora de estudiar los naufragios en esas duras y cercanas aguas cuando sopla la Tramuntana con intensidad: Navegación con Mal Tiempo, de Adlard Coles, la Biblia de los temporales, y mi modesta contribución, Temporales y Naufragios, en el que, precisamente, narro la catástrofe acaecida en la regata Nialurgue de 1995 en el Golfo de León, con un balance de 10 muertos, 40 personas rescatadas y varios barcos abandonados. En este libro también investigué el naufragio de mi amigo Eugenio Pire en las costas de Cerdeña, tras correr también durante tres días una fortísima Tramuntana.


 

Las otras carabelas de Colón

Nueva tragedia marítima; y no es que yo pretenda bajaros la subterránea moral marítima que solemos tener con otro drama, pero creo que, en nuestro país el tema marino en general se ha hecho tan mal, que ha tocado fondo, y en el futuro solo puede mejorar. Veréis:


 

Encuentro en Mallorca con la «dama de los mares»

La primera mujer que dio la vuelta al mundo a vela en solitario y sin escalas recaló en Mallorca. Su barco tenía el motor roto y decidió volver a Francia a vela cuando supo lo que costaba repararlo. También quisieron cobrarle por remolcarla hasta que encontrará viento. Lo cuenta PIPE SARMIENTO.