OPINION

NAVEGAR FÁCIL

 

Gennakers: ¿enrollarlos o no?

La nueva tendencia es tratar de enrollarlo todo, desde un tormentín o una trinquetilla, hasta cualquier vela de vientos portantes. Es cierto que los sistemas de enrollado encarecen la navegación, pero por otro lado la hacen más fácil, segura y, sobre todo, nos anima a izar velas cuando buscábamos cualquier excusa para no lo hacerlo.

En el caso de velas de rumbos abiertos, básicamente el foco es reemplazar el confiable pero trabajoso sistema de calcetín para la navegación de crucero. Hay una variedad de sistemas de enrollado que hacen estos trabajos que dependen del tamaño de barco y sobre todo del tipo de vela a enrollar, superficie y características. Esencialmente la idea es un cabo anti-torsión, especial para este trabajo, con un giratorio en el tope y un tambor con cabo continuo en la base para hacer girar el cabo cuantas veces sea necesario parar enrollar totalmente la vela.



Para que el proyecto sea un éxito, primero es imprescindible pensar qué es lo que quiere enrollar. Para esto, si va a enrollar una vela existente de su inventario, a reformar alguna o piensa en una nueva, consulte a su velero. Si comienza por el sistema de enrollado, botalones, desvíos y otros acastillajes sin tener en cuenta la vela es posible que la vela no se adapte por infinidad de importantes detalles.



Los sistemas de enrollado pueden dividirse en dos tipos básicos: Botton-Up que comienza enrollado de abajo hacia arriba y Top-Down, de arriba hacia abajo. Botton-Up funciona como su enrollador de genova con la excepción que no es una sección de aluminio rígida la que gira sino el cabo antitorsión. El cabo antitorsiòn va por dentro, sujeta al grátil de la vela y amurada a la base el tambor de enrollador. A cada vuelta del tambor la vela se enrolla de abajo hacia arriba dependiendo de la calidad del cabo antitorsiòn. Si el cabo se enrosca requerirá más vueltas y más esfuerzo. Es necesario un cabo enrollador sin fin porque el número de vueltas puede variar según las condiciones del viento y además el enrollar también las escotas también ayuda a la seguridad y comodidad.



Los equipos Botton-Up trabajan bien si la vela no es muy ancha arriba, como grandes genovas tipo reacher o los llamados Code 0, el ancho medio debe ser aproximadamente un 50% de la base o como máximo un 60 o 65%. Son velas para ángulos cerrados de entre 60 a 130 grados ya que con ángulos mayores son pequeñas, muy planas e inestables. Como las velas para ángulos mas abiertos son más grandes y los anchos aumentan arriba, es más difícil enrollarlas empezando desde abajo hacia arriba. Para ángulos de 90 a 155% de viento aparente tienen que ser más grandes y más profundas, además el grátil es muy positivo lo que hace que una vela potente y estable sea un trabajo para un enrollador Top-Down.



Como estas velas tienen un grátil mas redondo y más largo  que el cabo antitorsión, vuelan separadas este este. La vela va solamente sujeta de sus extremos, tope y amura. La amura del tambor es giratoria e impide que la vela se enrolle, haciendolo solamente de arriba, donde están las secciones más redondas, hacia abajo.



No importa lo bien que funcione o lo que le haya costado el sistema, existen limites.  Una vela con un ancho del 100% de la pujamen  puede que enrolle  o puede que no. En ese momento un calcetín empieza a tener más sentido. Hay que tener en cuenta que un buen Top Down  con un apropiado cabo antitorsión, reducción 2:1 de driza y desvíos puede costar igual o más que una vela vela nueva. 



Resumen: para enrollar, las velas más planas lo hacen mejor. Para grandes superficies con secciones medias muy redondas es mejor un calcetín.

 



 

Génova enrollable 140% vs 110% con sables

Cuando se navega sin compromiso cerca de puerto, no tener la vela adecuada para un viento adverso o la escasez total de viento por un periodo prolongado no es un gran problema. En mar abierto, sin embargo, dependemos de las velas, por lo que un inventario adecuado para cada condición es importante.


MANTENIMIENTO

Balumeros

Recuerde que dejar flamear las balumas es un deporte de millonarios. Un correcto manejo de balumeros y pujameros dará mas años de vida a sus velas.


RELATO

Sangre en la cubierta

Un «thriller náutico» tras el que el autor prometió no hacer más regatas con tripulantes desconocidos


MANTENIMIENTO

Los 7 mágicos para ahorrar en velas

Viento, sol, lluvia de barro, hongos, polución, óxido, roces contra el aparejo destruyen sus velas y otros textiles expuestos a la intemperie. Se puede ahorrar dinero siguiendo estos siete puntos. Puede hacerlo personalmente o pedir ayuda profesional, pero hágalo.


CONSEJOS A BORDO

Instrucciones para invitar a una dama a navegar

Manual para no meter la pata si usted es un armador y quiere utilizar su barco para ligar


 

De crucero, alguna vez hay que virar

Nunca se termina de aprender. Perfeccionar las viradas navegando de crucero es importante para ser más eficientes en ceñida. Optimizar estas capacidades también significa mas confort para señoras temerosas e invitados primerizos. Sería bueno vivir en un mundo perfecto donde nunca nos tocara navegar escorados de ceñida, incómodos y mojados. Siempre hay que recordar aquello de que el viento de proa es dos veces el camino, tres el tiempo y cuatro el malhumor.

 

Inventario de crucero: velas de proa

Cuando se navega sin compromiso cerca de puertos, una rifadura o no tener la vela adecuada para un viento adverso no es un problema. En mar abierto, sin embargo, dependemos totalmente de las velas, por lo que un inventario adecuado a la navegación es prioritario.

HISTORIA

Cross-Cut, invicto desde hace 160 años

El «Mago de Bristol», el famoso captain Nat Herreshof (en la foto de Edwin Levick Collection), revolucionó el diseño de yates y produjo una sucesión de imbatibles defensores de la Copa America entre 1893 y 1920.


 

SpinPak, sistema fiable de empacar spinnakers a precio razonable

Tras múltiples pruebas, hemos puesto a punto un sistema sencillo y seguro para empacar los spinnakers. En el pasado usábamos el mismo sistema pero el calcetín no formaba parte de la vela y caía al agua cuando el spinnaker se inflaba. En el SpinPack el sistema forma parte de la vela y se puede volver a empacar las veces que sea necesario.