GN 2002-2017 15 ANIVERSARIO

OPINIÓN

15 años de evolución de los varaderos

PEDRO MUS

Me piden los amigos de Gaceta Náutica que les diga qué ha cambiado en el sector náutico en los últimos 15 años. Mi respuesta es que en este tiempo el cambio ha sido total  para los gestores de varaderos, que es la actividad a la que me vengo dedicando desde finales de los años 80, cuando se fundó Audax Marina.  

Para que se hagan una idea: hasta principios del siglo y del milenio estaba permitido el uso de productos que hoy serían impensables, de modo que nuestra evolución ha estado marcada por un aumento de la conciencia ecológica en el seno de la sociedad y el consiguiente proceso legislativo que se ha dado en este ámbito. 

En Audax nos adaptamos a las especificaciones de la ISO 14001 en 1997, antes de que las leyes se volvieran más restrictivas, porque entonces ya vimos que las empresas de mantenimiento y reparación de embarcaciones iban a sufrir una gran transformación en materia de medio ambiente. Para resumir de manera elocuente ese cambio del que les hablo, les recuerdo que en 2002, cuando nació Gaceta Náutica, los cubrimientos de los barcos para la realización de trabajos de pinturas no eran obligatorios. Muchos productos químicos que entonces eran habituales y que se dejaron de emplear porque tenían un impacto excesivo han sido sustituidos por otros que sí respetan el entorno pero que han necesitado tres lustros de desarrollo para alcanzar una eficiencia similar.  

Desde nuestra fundación se ha producido también un incremento de las esloras que demandan servicios de mantenimiento y reparación. En Audax Marina nos adaptamos hace ya varios años a esta tendencia con la sustitución de nuestro travelift de 60 toneladas por uno de 100. Fue una decisión difícil de tomar, pero el tiempo ha demostrado que acertamos.

 Me piden tambieén que hable en este artículo del futuro de los varaderos. Cabe partir de la premisa de que donde hay barcos tiene que necesariamente haber un varadero. En este sentido nuestra actividad tiene el futuro garantizado. Otra cosa es cómo evolucionará. Pienso que, teniendo en cuenta la ley que nos regula (la cual nos responsabiliza de todo lo que ocurre en nuestras instalaciones), los varaderos tenderemos a ser más selectivos. Cada vez habrá menos gente arreglando su propio barco y ciertas empresas proveedoras irán poco a poco desapareciendo por no poder adaptarse a la realidad legal en materia de seguridad.  Este proceso evolutivo ya ha comenzado. 

En cuanto a la ubicación de las instalaciones dedicadas al mantenimiento de barcos, opino que los varaderos forman parte de las ciudades portuarias. Siempre ha sido así y no entiendo por qué razón deberíamos estar lejos de nuestro lugar natural, que es el puerto. El trabajo en los barcos ha estado ligado históricamente a la náutica. Eso es algo que creo no se debe olvidar cuando se habla de sacarnos de nuestro emplazamiento actual.

Nuestra labor, en algunos casos, sigue siendo artesana. En Audax seguimos trabajando la madera y lo haremos mientras los barcos tradicionales sigan navegando. El futuro de esta actividad vendrá marcada por la vida de las embarcaciones que aún existen, ya que, salvo en casos excepcionales, se ha dejado de construir en madera.  Hace ya un tiempo que Tailandia dejó de exportar madera en bruto y que la teca sintética se ha convertido en una opción bastante generalizada para las cubiertas de barcos de fibra.  En definitiva, como ocurre con cualquier sector industrial, los varaderos deberemos adaptarnos a las circunstancias del mercado y al perfil de los clientes que se irán moldeando por las diferentes coyunturas. Lo hemos hecho desde 1989 y lo seguiremos haciendo, porque todos estos años –especialmente los últimos 15, en que hemos tenido la suerte de que nuestra pequeña historia haya quedado reflejada en las páginas de Gaceta Náutica– nos han enseñado que quien resiste, gana, y que los cambios nos han de coger preparados y con la disposición de afrontarlos.



...



Pedro Mus es empresario, propietario del astillero Audax Marina, fundado en 1989.