GN 2002-2017 15 ANIVERSARIO

OPINIÓN

Quien salva una vida, salva el mundo

Todo empieza con una llamada de socorro. Miguel Félix Chicón nos habla de cómo funciona el Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima y su evolución en los últimos años.
MIGUEL FÉLIX CHICÓN

Mayday, mayday, mayday, aquí la embarcación Kaija, Kaija, Kaija, en posición l: 39º21’n; L: 002º35’e, repito, l: 39º21’n; L:002º21’e, necesito ayuda inmediata por sufrir una vía de agua incontrolada en la sala de máquinas, Mayday, mayday mayday.

Esta corta llamada a través del canal 16 de VHF captada por las estación costera de Palma Radio y por los equipos del Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo en Palma (CCS Palma) haría que los controladores de guardia, todos ellos profesionales de la Marina Mercante, comenzasen a transmitir el MAYDAY RELAY y ordenasen el SILENCE por radio para que todos los navegantes dejasen de emitir por el canal 16  y permaneciesen atentos a la llamada de socorro, aparte de estar obligados a indicar su propia posición por si fuese menester su ayuda, que sería ordenada desde el propio CCS Palma.

Esta podría ser una de las muchas vías por donde puede entrar una petición de auxilio. Desde cualquiera de las formas previstas en el Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima, plenamente operativa en todo el Mar Balear, hasta una llamada telefónica a través del 112 o del número gratuito de Salvamento Marítimo 900 202 202. En cualquier caso, los profesionales que estamos permanentemente de guardia, atentos a cualquier indicio que pueda indicarnos que alguien necesita ayuda, recabaremos cuanta informacion sea posible para evaluar y planificar los operativos necesarios para atender esa emergencia.

Salvamento Marítimo empezó a operar en Baleares allá por 1993 y siempre trabajando en equipo con las Capitanías Marítimas, disponiendo entonces sólo de tres embarcaciones de intervención rápida de 15 metros de eslora, más tres embarcaciones de Cruz Roja de 12 metros de eslora. Hoy día, a punto de finalizar 2017, mucho han evolucionado los medios de que Salvamento Marítimo dispone en Baleares. 

Desde mucho tiempo atrás y gracias a la encomiable labor de los voluntarios de Cruz Roja, junto con la impagable labor de entidades colaboradoras como el 801 Escuadrón (ahora Ala 49) del Ejército del Aire, el Servicio de Vigilancia Aduanera, la Armada, así como todos los particulares, ya fueran buques mercantes, de pesca o de recreo que siempre se han ofrecido para atender emergencias, éstas eran atendidas con las limitaciones propias de utilizar medios no específicamente diseñados ni preparados para estas labores, aparte de no ser dirigidas desde un organismo específico y especializado en la coordinación de las acciones que se deben abordar para atender una emergencia en la mar. 

Ahora, Salvamento Marítimo dispone en Baleares de seis embarcaciones de intervención rápida, cuatro de 21 metros de eslora y dos de 15, más dos lanchas rápidas gestionadas por Cruz Roja, ubicadas en Ibiza, Sant Antoni de Portmany, Puerto Portals, Puerto de Sóller, Portocolom, Alcúdia, Ciutadella y Mahón; un buque de Salvamento Marítimo que se mantiene itinerante entre las islas, destinado a operaciones en que se ven implicados buques de mayor porte; una patrullera que refuerza todos estos medios en verano, época de mayor actividad; un helicóptero basado en el aeropuerto de Palma, además de los medios de todos los Organismos colaboradores de la Comunidad Autónoma de les Illes Balears, la Guardia Civil, Bomberos, Policía Nacional y Local, de los Parques y Reservas y, por supuesto, la disponibilidad de los medios que Salvamento Marítimo tiene desplegados en la costa peninsular y cuya participación resulta fundamental en la resolución de casos complejos, como resultó ser el incendio del Ro-Pax Sorrento.

Todos estos medios, coordinados desde el Centro de Coordinación de Salvamento Marítimo en Palma, responsable de atender las emergencias que ocurren en su zona de responsabilidad SAR (Search and Rescue), que cubre una área de más de 28.000 millas cuadradas alrededor de las Islas, atienden más de 550 emergencias al año, habiéndose acortado, desde el inicio de su actividad, los tiempos de resolución de las mismas gracias, fundamentalmente, a la gran profesionalidad de las personas que los tripulan, pero también, en gran medida, gracias a la idoneidad, efectividad y calidad de estos medios, diseñados específicamente para la función vital que deben cumplir, que no es otra que la de salvar vidas. Y, sin embargo, hay una circunstancia que sigue inamovible desde mucho antes del inicio de las actividades de Salvamento Marítimo y que seguirá siempre así: el enorme desamparo que sienten aquellas personas que tienen la mala fortuna de sufrir un accidente en la mar. Por eso, el principal objetivo que persigue el equipo de cerca de ochenta personas en Baleares responsable de atender emergencias en la mar, no es otro que el de prestar la ayuda, por cualquier medio y con la mayor efectividad posible, al único e involuntario protagonista de la emergencia: la víctima, a quien siempre recomendamos que esté preparado para afrontar un imprevisto, ya que la primera asistencia que va a recibir es la que pueda proporcionarse él mismo. Tener nuestro barco siempre a son de mar nos ayudará a evitar incidentes o, por lo menos, los minimizará.

Por eso, las personas que formamos parte del equipo de Salvamento Marítimo nos entrenamos con ahínco, para estar cada día mas preparados y así poder afrontar con las mayores garantías de éxito cualquier eventualidad que pudiera surgirle a alguien en la mar. Cuando esas personas son atendidas y se resuelve la emergencia podemos dar por satisfecho nuestro trabajo. Quien salva una vida, salva el mundo.

SILENCE FINI.



...



Miguel Félix Chicón es jefe del Centro de Coordinación de Salvamento de Palma (CCS)