GN 2002-2017 15 ANIVERSARIO

OPINION

Objetivo: acercar el mar a la sociedad

El director general de Puertos y Aeropuertos de la Conselleria de Territori, Energia i Mobilitat del Govern Balear, Xavier Ramis, repasa la historia más reciente de los puertos de Baleares y el desarrollo de la ley portuaria autonómica que cumple trece años.
XAVIER RAMIS

En unos días entraremos en 2018 y sin darnos cuenta ya vamos dejando atrás el principio de siglo. En el mundo de la náutica y marinero de Balears, estos 18 años pasarán a la historia por el desarrollo de la Ley 10/2005 de Ports de les Illes Balears, que pronto cumplirá trece años. Esta Ley supuso un antes y un después para las miles de personas que disfrutan del mar cada año, así como para el conjunto de la sociedad. Pero este mes celebramos también el décimoquinto aniversario de Gaceta Náutica, medio de referencia del mundo marinero en nuestra Comunitat Autònoma que cumple una función informativa y crítica indispensable. Gaceta Náutica se adelantó en dos años y medio a la Ley, por lo que sus impulsores hicieron gala de una visión de futuro, que también necesitó de unas dosis de valentía que queremos agradecer.



En este tiempo, desde diferentes ámbitos, la Gaceta, los clubes náuticos, las empresas titulares de concesiones, las navieras, las organizaciones empresariales, las asociaciones de usuarios de amarres, y Ports de les Illes Balears hemos navegado juntos persiguiendo un objetivo común: acercar las personas al mar, para que disfruten de este privilegiado patrimonio natural grupos de familias, amigos, amantes, o por qué no, almas solitarias que buscan un poco de paz. Gaceta Náutica es parte indispensable de esta tripulación que cada día sale a navegar en esta flota de cuatro islas, y que no tiene capitán porque cada empresa o institución tiene muy claro cuál es su papel y que todos somos igualmente necesarios. Gracias por acompañarnos en esta travesía.  

Por parte de PortsIB centramos nuestros esfuerzos en poner al día las instalaciones portuarias, invirtiendo en esta legislatura cerca de 34 millones para lograr que sean más útiles, seguras y eficientes, y, a la vez, en reducir la deuda heredada. Las actuaciones previstas son obras imprescindibles para los puertos porque afectan a la seguridad y a la estructura de las infraestructuras, y después de décadas con un mantenimiento escaso, es necesario intervenir de urgencia en muchas instalaciones si no queremos tener ningún tipo de problema material o peor aún, con consecuencias humanas.

Este esfuerzo es posible gracias a que hemos logrado que Ports de les Illes Balears ha aumentado los ingresos, sobre todo, por  la actualización de los cánones que los concesionarios están abonando a esta empresa pública para poder mantener la gestión.



En este sentido, PortsIB agradece el esfuerzo en gestión que realizan los concesionarios para poder corresponder los cánones.

Y todo ello nos permite invertir en nuestras instalaciones y, a la vez, reducir la deuda con las entidades financieras, y lo estamos logrando hacer en un 50%, pasando de mantener unos créditos por valor de 44,4 millones de euros a finales de 2015, a los 18,5 millones de euros que previsiblemente deberemos a finales de 2019.

Más allá de la gestión económica y del esfuerzo inversor, también hemos realizado una ardua labor desde 2005 para renovar las concesiones de los puertos de gestión indirecta, y evitar el conocido como Efecto 2018. En este mes de diciembre prevemos concluir este proceso, que ha afectado a 29 instalaciones, con la adaptación del puerto de Can Picafort. El resultado ha sido posible gracias a un alto consenso y al trabajo de los usuarios de los puertos, de sus representantes, y de los titulares de los derechos, pero también al de todos los equipos de técnicos, y de políticos, que quiero reconocer independientemente del partido al que representaban. Este proceso, que ha sido destacado como ejemplar en el conjunto de España, es caso de éxito de colaboración entre ciudadanos, técnicos y partidos políticos, trabajando en una misma línea y con un objetivo común, y que finalmente aporta seguridad jurídica a los miles de usuarios y a los gestores de la actividad náutica.

Por otra parte, el esfuerzo en mejorar la gestión también se ha materializado en la ordenación de las listas de espera de los amarres, con la previsión de reducir en casi un 80% el número de solicitudes pendientes. Ello es posible gracias al incremento del número de amarres de base, que utilizan mayoritariamente los residentes de Balears, en un 308 por ciento, mediante la reconversión de 2.011 amarres que hasta ahora estaban destinados a embarcaciones en tránsito. Pretendemos lograr en breve que al menos el 70% de los amarres disponibles sean en base. Paralelamente, estamos llevando a cabo un proceso de revisión de las listas de espera con el que las hemos reducido, desde el 2015, en 1.877 demandantes (de 6.390 a 4.513).  Este proceso responde a una demanda histórica, pues nos encontramos con peticiones de incluso de finales del siglo XX, de solicitudes de residentes que veían como no podían acceder a amarres, porque la mayoría eran gestionados en régimen de tránsito y no en base. Puesto que la demanda de instalaciones para facilitar el acceso al mar es mayor que el número de amarres, estamos potenciando una tarjeta que permite usar las rampas de cualquier instalación portuaria de Balears por tan solo 60,50 euros al año.

Toda esta labor no sería posible sin la participación de todo el sector náutico y el espacio informativo y de debate que nos brinda Gaceta Náutica, donde las tormentas no son de aquellas que amenazan a la flota, sino de ideas constructivas que nos ayudan a marcar el rumbo más adecuado. Gracias por existir, y enhorabuena.



Xavier Ramis es director general de Puertos y Aeropuertos de la Conselleria de Territori, Energia i Mobilitat del Govern Balear.