PUERTOS

POLÉMICA

El parking de Formentera acusa a la APB de "acoso administrativo"

La concesionaria del servicio, Solvagaray Marítima, dice que el presidente del organismo portuario hace declaraciones que "buscan la confrontación"
MALLORCA PRESS

La concesionaria del edificio de aparcamientos del Puerto de la Savina en Formentera, Solvagaray Marítima, elevó el pasado día 24 de abril un escrito a la Autoridad Portuaria de Baleares, APB, por el que presentó una nueva propuesta de aplicación de tarifas, con el fin de que se resuelva el bloqueo por el que se le impide la apertura de estas instalaciones una temporada más.



“Nosotros hemos cumplido ante la Autoridad Portuaria y ante el Consell Insular de Formentera en todo momento, en términos y en plazos con nuestras obligaciones, y son ellos quienes llevan más de dos años dilatando su puesta en marcha y el otorgamiento de los correspondientes permisos”, ha afirmado Raimundo Clar, representante solidario de dicha empresa, para quien una respuesta positiva de la APB sería “una muestra de objetividad y buena praxis”.



“Estamos soportando un acoso administrativo a modo de recursos y de todo tipo de acciones dilatorias por parte de la  Autoridad Portuaria y de la empresa que optó al concurso que nos fue otorgado, Savina Urbana S.L, y parece que las administraciones se olvidan del interés general de este edificio y de la necesidad de regular esta actividad en el puerto”, ha matizado Clar, quien recuerda que, a fecha de hoy, “las empresas de alquiler de vehículos ocupan un espacio provisional fuera de la legalidad y sin abonar nada por ello”.



Solvegaray Marítima defiende que esta situación se está “eternizando” para permitir que algunas compañías sigan operando gratis en los módulos provisionales actuales. “No comprendemos cuáles son los intereses de la APB en permitirlo, ni que su presidente visite Formentera y, en vez de buscar soluciones, se preste a declaraciones en prensa que buscan la confrontación en vez del acuerdo”, ha añadido el letrado quien ve detrás de las declaraciones de la APB un “afán desmedido en perjudicarnos”. 



Sovalgaray Marítima recuerda que en estos momentos la licencia de actividad de este edificio está tramitándose en el Consell de Formentera, con el contratiempo de haberles exigido el pago de unas tasas superiores a 40.000 euros, una cantidad que desde la sociedad consideran “absolutamente desproporcionadas en comparación con las de cualquier municipio de las Baleares y para el uso previsto”.



Clar denuncia también la falta de interés que manifiesta la APB al no proponer ninguna solución a las diferencias entre todas las partes, promoviendo más comunicación con el concesionario. Solvegaray Marítima teme que la APB y su presidente estén siendo sometidos a diferentes presiones por parte de determinados empresarios de coches y motos de alquiler de la isla que, a la vez, optaron a la adjudicación del edificio sin conseguirlo.



Por este motivo desde Solvagaray Marítima apelan a la APB a no dilatar más este proceso y a permitir que se apruebe el Reglamento de Explotación que permitiría abrir el edificio de aparcamientos. “Si llevamos dos años cerrados es por la falta de diligencia de la APB para emitir un dictamen favorable a las modificaciones en el proyecto que, desde el primer momento, se ha demostrado sobradamente que eran ineludibles”, ha añadido Clar.



La empresa concesionaria recuerda que hasta la fecha ha invertido casi cuatro millones de euros en estas infraestructuras, otorgadas en concurso, que ha efectuado las mejoras del proyecto y cambios solicitados, y que ha abonado los cánones y tarifas exigidas. En esta línea tienden la mano al diálogo asegurando que “sería más razonable escucharnos y buscar un acuerdo” que no reiterar las amenazas vertidas a algunos medios de comunicación, en los que se abría la puerta a iniciar un procedimiento de caducidad de la concesión o de nulidad de contrato, lo cual, según Solveragaray Marítima, “está fuera de la legalidad”.