PUERTOS

OBRAS

La APB remodelará el contramuelle-mollet con un concurso de ideas

Se inician de las obras de demolición de los dos edificios situados en los jardines de Sant Elm del puerto de Palma.
M.P.

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) licitará un concurso de ideas para la remodelación de la zona del Contramuelle-Mollet del puerto de Palma. El objeto de este concurso es la selección de una propuesta para la reordenación de esta zona del puerto siguiendo con la dinámica ya iniciada por la APB de integrar el puerto en la ciudad para el disfrute de sus residentes y visitantes.



El presidente de la APB, Joan Gual de Torrella, ha anunciado la licitación de este concurso al inicio de las obras de demolición de dos edificios situados en el Contramuelle-Mollet del puerto de Palma. Esta actuación permitirá el esponjamiento de esta zona y dotar el puerto de zonas abiertas al ciudadano, acercando el modelo ‘Puerto-Ciudad’ perseguido por muchas ciudades de referencia y que la APB pone en práctica en todos los puertos de interés general que gestiona.



Hoy ha empezado el derribo de dos edificios por parte de la empresa  Construcciones y Desmontes Ribera Navarra, S.A., con la utilización de unas tijeras de demolición. Las obras se alargarán por espacio de 4 meses y están presupuestadas en 328.000 euros. Durante el proceso de derribo, se separan los materiales de escombros para su posterior recliclado y el material de obra se reutilizará en rellenos en el mismo puerto de Palma.



Se han tomado medidas para mitigar el polvo en suspensión que provocarán las obras, como son la instalación de una gran cortina de contención y el uso de agua propulsada mediante mangueras. Durante el tiempo que duren las obras se va a controlar el tráfico para reducir al máximo las molestias a los usuarios del puerto.



Concurso de ideas



El concurso de ideas contempla el esponjamiento de la zona con la eliminación de edificaciones en favor de los espacios abiertos. La zona pesquera se mantendrá en esta reordenación. No así la concesión Astilleros de Mallorca, que se verá desplazada a otro lugar del puerto de Palma. Entre los requisitos del concurso figurará que los proyectos deberán contemplar la posible ubicación de un futuro museo marítimo en este espacio de uso industrial.



La zona de actuación urbanística a desarrollar va desde el bar Pesquero hasta la desembocadura de sa Riera. Lo que se pretende es que esta actuación dé continuidad -por una parte- al proyecto que la APB ya tiene en licitación del aparcamiento del muelle de la Lonja y -de otra- al proyecto de remodelación del paseo Marítimo impulsado por el Ayuntamiento de Palma en colaboración con el organismo portuario. Además, se debe tener en cuenta la remodelación que la concesión Club de Mar ejecutará al final del paseo Marítimo.



Para Gual, “se trata de un cambio radical de la zona portuaria” y ha explicado que esta demolición es el justo inicio de lo que será la reordenación de todo el paseo Marítimo “que desde el Muelle Viejo hasta Portopí, el ciudadano habrá ganado el mejor espacio que tiene Palma”, al margen de su casco antiguo y la Catedral.