PUERTOS

FACHADA MARÍTIMA

La APB derribará a final de mes los viejos edificios de la Plaza Sant Elm

La demolición correrá a cargo de la empresa Construcciones y Desmontes Rivera Navarra, S.A., y tendrá un coste de 396.672 euros. El espacio se transformará en un jardín de uso público.
JOSÉ LUIS MIRÓ

La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) ha previsto iniciar a finales del presente mes de enero los trabajos para la demolición de los edificios de la plaza de Sant Elm. Un portavoz del organismo portuario ha confirmado hoy  a Gaceta Náutica que  las obras empezarán en unas semanas, si bien han surgido problemas con una línea de alta tensión que “obstaculiza las operaciones”. “Empezaremos en cuanto se solucione este trámite”, ha señalado.



La zona ocupada por los edificios, en la que durante la pasada legislatura se proyectaron un mercado gastronómico y un hotel, ambos descartados finalmente, se transformará en una zona peatonal con jardines de acceso público. El esponjamiento fue acordado por el Consejo de Administración  de la Autoridad Portuaria después de que el Ayuntamiento de Palma mostrara sus reticencias a la creación de nuevas infraestructuras en esta parte del puerto.



Los inmuebles, carentes de cualquier valor histórico, se encuentran prácticamente desocupados, a excepción de un comercio, unas oficinas y la vivienda del funcionario Fernando Berenguer, quien, según ha podido saber este diario, se trasladará al piso que disfrutó durante años el ex director del puerto Ángel Matías.  



La demolición correrá a cargo de la empresa Construcciones y Desmontes Rivera Navarra, S.A., y tendrá un coste de 396.672 euros (IVA incluido) para la APB. El plazo de ejecución es de cuatro meses, a contar desde el inicio de la obra. Los edificios tienen una superficie construida de 1.675 metros cuadrados. Su altura es de 12 metros en tres plantas.



Cambio de opinión



En abril de 2014, la APB convocó un concurso para la explotación en régimen de concesión de un edificio para locales comerciales de la plaza de Sant Elm. Dos empresas se presentaron al certamen, que fue declarado desierto al entender la Autoridad Portuaria que una de las propuestas no se ajustaba a la ley y la otra tenía un defecto de forma.



La oferta presentada por Concesionaria Es Mollet consistía en la construcción de un hotel de cinco estrellas para 84 plazas hoteleras, 24 aparcamientos, piscina climatizada y otros servicios de uso hotelero. El Consejo de Administración la inadmitió en marzo de 2015 por considerar que la propuesta del hotel incumplía las bases del concurso.



A consecuencia de esta decisión, Concesionaria Es Mollet solicitó una indemnización de 420.000 euros por los perjuicios económicos sufridos, pero la demanda fue desetimada por el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJB)



A este contencioso se suma el presentado por la empresa Mercados Gastronómicos de España, que está todavía por resolver. Dicha sociedad corrigió los defectos de forma de su proyecto y obtuvo el visto bueno de la comisión técnica en un segundo concurso. Estaba pendiente de la adjudicación cuando la APB, atendiendo al criterio del nuevo gobierno municipal, cambió de opinión y decidió desistir de la tramitación del concurso para esponjar la zona.