CRUCERO

COMPETICIÓN

El viento endureció la llegada a Sant Antoni de la La Ruta de la Sal

El barco ibicenco Café del Mar fue segundo en la versión con salida de Denia y el Yabadaba Too de Martin Aizcobe acabó segundo en la que partió desde Mallorca.
M.P.

La 31 edición de La Ruta de la Sal será recordada como una regata dura con grandes complejidades tácticas. Llegar a Sant Antoni de Portmany no fue fácil. El fuerte viento de Poniente, convertido en un temporal con intensidades medias de 35 nudos, complicó mucho la navegación e hizo la travesía solo apta para auténticos expertos en la navegación de altura.



El ganador absoluto de la Versión Barcelona de La Sal 2018 fue el GS 50 Marjuin de Pere Roquet Portella del CN del Balís, con un registro de 20 horas, 6 minutos y 40 segundos para las 140 millas desde la salida. La segunda plaza la obtuvo el Dont Ask de Alberto Fucale y la tercera, el Bandido de Carlos y Juan Otamendi Busto.



En la Versión Denia, se proclamó campeón el Cóndor de Javea de Carlos Fernández-Martos del CN de Javea. La segunda plaza en este recorrido fue para el Náutic Café del Mar del armador ibicenco Juan Carlos Sanchis del CN de Sant Antoni. El podio lo cerró, en tercer lugar, el británico Jumbuck de John Alison.



La victoria en la general absoluta de la Versión Mallorca se la llevó el alemán Yolo de Kai-Uwe Holweg, que completó las 103 millas desde Puerto de Andratx a Sant Antoni coneste un registro de 19 horas, 27 minutos y 35 segundos. La segunda plaza fue para el equipo del RCN Palma Ya badaba Too de Martin Aizcobe y en tercer lugar finalizó el Clem de Jaime Olazabal con bandera del Club de Mar Mallorca.



En tiempo real, la victoria en esta 31edición de La Sal fue para el Botín 65 Caro del alemán Máximilian Klink que invirtió 16 horas, 39 minutos y 20 segundos en completar las 140 millas desde la salida en Port Ginesta en Barcelona. Este barco fue también el primero de todas las flotas en competición en cruzar la línea de llegada, en Cap Negret.