VELA LIGERA

COMPETICIÓN

España consigue una plata y dos bronces en la WCS Miami

Diego Botín y Iago López-Marra, con el subcampeonato en la clase 49er, han sido los más destacados de la flota española.
M.P.

El equipo preolímpico español de vela ha conseguido tres medallas y seis tripulaciones han terminado en el top 10 de la World Cup Series Miami. Diego Botín y Iago López-Marra, con el subcampeonato en la clase 49er, han sido los más destacados de la flota española. Federico y Arturo Alonso, también en 49er, y Blanca Manchón, en RS:X femenino, consiguieron la medalla de bronce. En las tabals masculinas Iván Pastor terminó en quinta posición. Además, dos tripulaciones nacionales consiguieron finalizar entre los diez mejores de la clase 470 femenino: Silvia Más y Patricia Cantero fueron séptimas y Bàrbara Cornudella y Sara López ocuparon la décima posición de la general.



En la medal race de 470 femenino participaron las tripulaciones españolas Mas/Cantero y Cornudella/Lopez, ambas sin opciones a podio. La medalla de oro fue para el equipo formado por Tina Mrak y Veronika Macarol. Silvia Más y Patricia Cantero terminaron la regata final de su clase en la quinta posición, cerrando el campeonato el puesto 7; Bàrbara Cornudella y Sara López fueron novenas en la medal race y finalizaron décimas la World Cup Series Miami. La otra tripulación española de 470 femenino, la formada por Sofía Toro y Ángel Pumariega, terminó ayer su participación en la decimoctava posición.  



El sábado 27 de enero, Diego Botín y Iago López-Marra ganaron la regata final de la clase 49er y se hicieron con la medalla de plata seguidos en el podio por sus compañeros Federico y Arturo Alonso. Por su parte, la regatista de tablas femeninas Blanca Manchón fue cuarta en la regata final de su clase y con este resultado firmó la medalla de bronce. En RS:X masculino, Iván Pastor vio sus opciones de medalla desaparecer al protagonizar una mala salida pero consiguió remontar para terminar la competición en quinta posición.



La World Cup Series Miami ha sido la primera prueba de vela olímpica de la temporada 2018 en  la que el foco de atención de la flota internacional está puesto en el Campeonato del Mundo de Aarhus, que se disputará este verano y en el que estarán en juego las primeras plazas de país para Tokio 2020.