VELA OLÍMPICA

Clasificar al país es el objetivo

El equipo nacional de vela ha planificado la temporada con el objetivo de estar entre los ocho mejores países en el mundial de Aarhus

El equipo preolímpico español se enfrenta al sprint final antes de presentar batalla en el Campeonato del Mundo de Vela que este año se disputa en Aarhus, Dinamarca, y en el que estarán en juego las primeras plazas de país para Tokio 2020.



Es el gran objetivo de la temporada. Toda la planificación del equipo nacional se ha realizado pensando en el mundial. Los entrenamientos en el gimnasio, las horas en el mar, las regatas a las que han acudido unas y otras clases, la utilización de unos y otros materiales… Todo se ha hecho con la idea de que conseguir plaza para seis o siete clases es más que factible.



De momento, los Nacra 17 y los 49er, así como los RS:X y 470 masculinos y femeninos han demostrado que están preparados para clasificar al país. Sus resultados en las pruebas internacionales les avalan. En el caso de los Nacra 17, 49er y 470’s, terminar entre los ocho mejores países supondría sellar el billete a los Juegos Olímpicos mientras que el corte para los RS:X masculino está en el top 10 de países y para los femeninos en el puesto 12. 



En la clase Finn las opciones nacionales también son altas. Si bien en el Campeonato de Europa no se consiguió el mejor nivel de la flota nacional, el Trofeo Princesa Sofía mostró una mejor versión de los regatistas españoles que en Aarhus tiene el objetivo de terminar entre los ocho mejores países.



El caso de los Laser Standard y Radial es peculiar, pues estas clases contarán con una participación de 35 y 45 deportistas respectivamente en Tokio 2020 y durante el mundial de Aarhus habrá en juego 14 plazas para los Standard y 18 para los Radial. Con estos números, los representantes españoles deberán trabajar duro y hacer valer todas las horas de entreno para no tener que ir a la repesca.



En cuanto al 49er FX, con ocho plazas en liza, las esperanzas en estos momentos están puestas en las tripulaciones juveniles y en la vuelta a la competición de Támara Echegoyen, quien tras su paso por la Volvo Ocean Race comenzará a navegar con una nueva tripulante, la mallorquina Paula Barceló.



El Mundial dictará sentencia.